24.11.14

Diversos sondeos electorales con graves deficiencias lógicas

Si nos creemos los sondeos, nos los tenemos que creer en todo y no solo en los trozos que nos convengan. Se dice otra vez y hoy en eldiario.es que Podemos está ahora en un 21,6% de voto en España, frente al 30,5% del PP y un 24,5% del PSOE, mientras que IU baja a un 4,4% y UPyD a un 3,2%

Tanto voto como no está asentado en ciudades pequeñas y es además el tercer bloque, queda penalizado en el número de Diputados, llegando Podemos a los 60, mientras que el PP obtendría unos 130 y el PSOE sobre los 95. Pero en la medida en que vaya superando al PSOE y ascienda al segundo puesto ampliaría en gran medida el número de escaños en el Parlamento.

¿Pero de donde proceden los votos nuevos de Podemos? Pues según este mismo sondeo, en un 26,4% de votantes del PSOE; un 24,7% del PP; y un 13,6% de IU como grupos mayoritarios. Es sin duda el desencanto mayúsculo, pero que si el 25% son votantes anteriores del PP, tienen un problema serio, pues son votos que en caso de miedo volverán a las cuevas seguras.

En cambio también hoy Sigma Dos entrega al diario El Mundo otro sondeo donde aquí Podemos ya figura como primera fuerza política con un 28,3%; mientras que deja al PP con un 26,3%; y un 20,1% al PSOE que es quien sale más perjudicado en relación al otro sondeo de eldiario.es. IU se quedaría en un 4,2% y UPyD a un 4,5%.

Lo cierto que en el caso de Sigma Dos, hacer 1.000 encuestas para toda España nos parece muy poco. En el caso de diario.es son 1.100 personas sondeadas y es más de lo mismo. Otra cosas serían los datos parciales de las grandes ciudades pues aquí si que con 100 encuestas ya se pueden ver tendencias.

Para hacernos una idea, si dividimos esta cifra de 1.000 sondeos en proporción a los segmentos poblacionales, a Soria les corresponderían 2 personas encuestadas y a Teruel 3 personas a las que se les pregunta. El mismo número que Diputados. No es posible fiarse de lo que digan esas 5 personas para saber de qué forma se reparten esos 5 Diputados.


21.11.14

Horas extra y desempleo son moralmente incompatibles

El desempleo es dramático pero en parte mentiroso, no por parte de los trabajadores que sufren las condiciones de trabajo (como se dice a veces), sino por parte de los empresarios que saben como saltarse las normas para su beneficio personal.

No es el desempleo un problema sin solución sino un problema muy cómodo para las empresas que así pueden explotar mejor la energía laboral, pero también para personas que ganan sobresueldo con horas extraordinarias a veces no declaradas. Pero dentro de esa bolsa de horas trabajadas no declaradas se esconde también el abuso ilegal de contratos a tiempo parcial por parte de empresarios sin escrúpulos y bien asesorados por malos asesores, que en realidad se convierten desde el primer día en contratos a tiempo completo de los que se cotiza solo una parte. Siempre sale perdiendo el trabajador aunque no siempre se de cuenta en el acto, sino con los años.

Si como dice el PSOE cada semana se hacen10 millones de horas extra, esto supone unos 300.000 puestos de trabajo encubiertos dentro de esta bolsa ilegal de trabajo. Ilegal y sobre todo amoral no por que hoy sea ilegal hacer horas extra si se declaran y con unas condiciones tasadas por ley, sino por que es una vergüenza que se hagan tantas horas extra por algunos trabajadores faltando el trabajo en España a otras cinco millones de personas.

En el cuadro adjunto vemos lo que bajaría el desempleo según comunidades. Y si gran parte de esas horas no se cotizan y por ellas no se crean esos 300.000 empleos, estamos hablando de una pérdida de 2.400 millones de euros de recaudación al año que se pierden.

Es explotación laboral, es abuso en la contratación, es falta de inspección de trabajo, es corrupción empresarial, es pobreza.

3.10.14

La deuda privada nos impide consumir y por ello crear puestos de trabajo

Aunque nos parezca otra tontería estadística, cada español, tenga la edad que tenga, debe 16.450 euros aunque usted no los deba. De forma privada y sin contar la parte que nos corresponde como deuda pública. Pero además sabemos que para salir de la actual crisis debemos consumir más, lo que es incompatible con la deuda que ya nos bloquea. Y sería óptimo que además consumiéramos productos internos y sirviera este consumo sin nuevo endeudamiento para crear puestos de trabajo. 

Y como además han perdido poder adquisitivo los sueldos que juegan a la baja con el añadido de una deflación no reconocida, los brotes verdes que nos anuncian parecen un poco agostados aunque al menos se intenta darles vigor de forma artificial para compensar tantas malas perspectivas; otra vez estamos entre salir o volver a entrar.

Con sueldos bajos y deudas altas es inevitable tener que trabajar mucho más aunque no haya trabajo, lo que obliga -sin querer queriendo- a un crecimiento de la economía B. Mala solución. Pero además el concepto "familia" está cambiando por obligación al no poder compaginar por mucho que se desee, el tipo de trabajo actual con tener dos hijos y una familia estable. La población española decrece, se vuelve mayor y le cambian los valores.

La familia es la que está sujetando al país, evitando situaciones violentas. Incluidos los abuelos con sus pensiones repartidas con hijos y nieto, o con sus consumos internos pues son el segmento social que menos importación consume. 

Mientras tengamos cinco millones de desempleados y otros tantos pensionistas que apoyen en el reparto, sujetaremos durante un tiempo la tranquilidad que no se entiende desde países europeos. Intenten explicar a un inglés o alemán que tenemos de verdad cinco millones de personas sin trabajo o a un 56% de jóvenes desempleados, y se callen el valor compensatorio de las familias; verán como ellos se ríen sabiendo que les estamos mintiendo en algo.

30.6.14

Mecanismos de trasmisión en las políticas monetarias

Hoy os coloco una serie de artículos sobre los mecanismos de trasmisión en las políticas monetarias,  una pequeña lista con los artículos que he encontrado más interesantes.  Espero que os gusten. Están también publicados en Caótica Economía.
El debate de la semana: transmission mechanisms: