Excesivas diferencias económicas territoriales en España

Hablemos algo sobre las diferencias territoriales en España, también basándonos en los nuevos datos publicados por el INE en este final 2011.
En la primera de las tablas importantes, dibujamos un desglose de la proporción que ocupa cada sector en cada comunidad autónoma (agricultura, industria, construcción y servicios), me ha animado a hacer unos cuantos cálculos para ver la especialización de cada región en alguno de los cuatro sectores.
Huelga decir que  estos niveles tan agregados no aparece una verdadera “especialización”, ya que habría que descender al menos un nivel más en el desglose por sectores. Aun así, solo por jugar, he calculado el coeficiente de especialización relativa.
La región más “especializada” La Rioja, junto con Navarra en el sector industrial. Después, Las Canarias, Madrid y Baleares en servicios. Extremadura y Andalucía en el sector agrario. Nada nuevo bajo el sol, y está todo hecho demasiado en bruto, pero bueno, da gusto ver como las cosas cuadran.
En segundo lugar, el crecimiento en los dos últimos años por comunidades autónomas refleja la gran heterogeneidad que hay no solo a nivel estático, sino dinámico. En 2010, mientras Navarra crecía un 1,2%, Castilla la manca caía un 1,1% (recordemos que España en su totalidad cayó un 0,1%).
Pero quizás, lo que más refleja la heterogeneidad que hay en España son las diferencias en el PIB per cápita real por comunidades, que refleja esta separación tan brutal entre dos Españas que hay que intentar unir. No podemos quejarnos de los problemas que acarrea a Europa que existan diferencias tan grandes entre sus componentes si, a un nivel más pequeño, el regional, mantenemos esas diferencias.
Tomando el valor 100 como la media europea, observamos el valor de cada región en 2010:

Siete comunidades por encima de la media europea, doce por debajo, y no es que haya unas por encima de otras, algo que, obviamente, tiene que pasar, sino que, en el caso extremo, el País Vasco tenga casi el doble de PIB p.c real que Extremadura.
A nivel productivo, de empleo y de renta, existen unas grandes diferencias por comunidades autónomas que deberíamos erradicar o minimizar para una mayor estabilidad y cohesión económica y social. Ese debería ser también uno de los ejes por los que debería discurrir la política económica de los próximos años.

Primeras medidas económicas del PP gobernando

Antes de que acabase el año 2011, Mariano Rajoy se había comprometido a anunciar una nueva serie de medidas para ir caldeando el ambiente político desde el camino de SUS soluciones. Esta vez, en vez de las vaguedades a las que nos tiene acostumbrados, por fin comienzan a especificar medidas concretas de gran calado. Nos gusten o no nos guesten, son SUS medidas-

También podemos empezar a ver los primeros movimientos sociales, en muchos casos paradójicos o hipócritas, pero vayamos por partes.

En primer lugar, los recortes.

La “aparición” “sorpresa” de un déficit mayor por parte del gobierno (que sobre todo es déficit autonómico) ha forzado el aumento de unas medidas que luchen contra el aumento del déficit. Así, en este primer paquete, se estima una reducción del gasto público en 8.900 millones, atajando estructuras administrativas, subvenciones a partidos, sindicatos y patronal. Lo cual se traduce en una mayor inversión pública indiscriminada de la cual no detallan mucho más. Además de quitar la renta de emancipación de 210 euros.

El estancamiento viene en forma de sueldo mínimo, empleo público y sueldo funcionarial, una forma de estancar aun más el gasto por rentas de los trabajadores, mientras se eleva el número de horas de trabajo. Veremos qué tal sientan estas medidas en el sector.

Pero, la sorpresa venía más tarde. Y es que si hasta hace dos semanas en el debate de investidura Rajoy prometía no subir los impuestos, la verdad es que se ha estrenado a lo grande, atreviéndose a hacer lo que Zapatero nunca quiso, una subida importante del IRPF para aumentar los ingresos públicos.

Como he venido queriendo demostrar en mis anteriores artículos, una parte importante del problema del déficit proviene de esta caída en los ingresos, y es imposible obviar medidas concretas que vayan a paliar este hecho y querer obtener objetivos creíbles e importantes.

Así que hay que sumar una subida progresiva de los ingresos (desde el 0,75% al 7%) del IRPF, de las rentas del capital y del IBI, medidas que, por si solas, sin haberse anunciado con anterioridad, pueden suponer una reducción déficit en casi una tercera parte de lo que se disponían a hacer por medio del gasto.

Dicen que es excepcional (claro…, es una forma de hablar), y que no habrían tomado esta decisión de no ser por ese 2% adicional de déficit con el que se han topado, algo difícil de creer dada la importancia y calado del impuesto. No estamos hablando de una tímida subida del IVA para paliar algo los ingresos (por cierto, impuesto que no han querido subir), sino algo mucho más importante.

Zapatero dejó escapar la ocasión, y debo admitirlo, aun a pesar de que el 80% de las medidas me parecen insuficientes e ineficaces a medio plazo, han sabido dar una imagen en apenas una semana que el anterior gobierno sigue intentando saber cuando perdió.

Claro, los de derechas no quieren esta subida de impuestos progresivos. No votaron por ella. A los de izquierdas les fastidia que la haya hecho un gobierno como el PP.

Y mientras los liberales diciendo que claro, que esta subida de impuestos va a afectar al consumo, la inversión y la actividad económica (¿acaso bajar el gasto no?).

Mi visión: Que podría ser mucho peor. Y lo será, seguramente, cuando acaben las elecciones andaluzas. Siguen sin dar muchos datos sobre como van a bajar el gasto público efectivo sin tocar las partidas más importantes y delicadas, pero al menos no han subido el IVA (algo con lo que el gobierno de Zapatero empujado por Europa ya tropezó estúpidamente), y la subida del IRPF es más progresiva de lo que en un principio podría pensar.

¿EL problema? Sí, está claro. Todo este planteamiento adolece de lo más importante. ¿Y el empleo? Seguimos en el dogma de que rebajar el déficit potencia la creación de empleo, algo ilógico y estúpido. Puede ser requisito necesario, pero desde luego no suficiente. Y poco se ha dicho sobre esto.

PD: No hablo de las pensiones porque ha sido una tomadura de pelo. Subirlas un 1%, porque es la inflación esperada este año…, ¡¡vega, va!! con cuentos si acaso, a otros.

http://caoticaeconomia.wordpress.com/2011/12/30/primer-paquete-de-medidas-del-nuevo-gobierno/

La idea más estúpida del mundo empresarial. Artículo de Miguel Puente, publicado en faq-mac

Os dejo un artículo titulado "La idea más estúpida del mundo empresarial", publicado por uno de los editores de este blog, "Las Cifras", y publicado en la web faq-mac.com.

Por twitter llego a este artículo de Steve Denning en Forbes que, comentando los pormenores de un libro titulado “Fixing the game” (a doble sentido entre “arreglando” y “amañando”), que intenta extrapolar algunas ideas del fútbol americano al mundo empresarial, da en la diana al encontrar la que quizás sea la idea más estúpida del mundo empresarial: que el objetivo sea maximizar las ganancias de los accionistas.
Si habéis leído el libro “La meta” de Eli Goldratt , al menos le habréis dado vueltas al asunto. ¿Cuál debe ser la meta, el propósito, de una empresa? ¿Ganar beneficios, ser reconocida, generar productos innovadores?
Para el autor, basándose en la cita de Peter Drucker, el único objetivo real debería ser “crear un cliente”, que combina el que haya alguien que reconozca tu marca, obtenga tu producto y te deje un beneficio. Pero las cosas se han desviado un poco.
A día de hoy, existe una conveniente creencia de que la última meta de una empresa es generar beneficios para los accionistas, que la empresa sea atractiva para ellos, no solo a base de dividendos, sino a base de aumentar constantemente el valor de la empresa, el valor de sus acciones, como forma de garantizar la buena salud, no de los que integran y gestionan la empresa, sino de la empresa en si misma. Pero esto lleva una disociación del mercado, generándose, paralelamente, dos mundos empresariales:
  • El mercado real, que es aquel en el que las empresas se crean para diseñar y generar nuevos productos que son vendidos más tarde para obtener un beneficio.
  • El mercado de las expectativas, donde lo que se comercia son las empresas en si mismas. Cuanto mejor se espere que va a ir una empresa en el futuro, mayor valor tendrá en el presente.
Donde se reparte el pescado es, por supuesto, en el segundo, donde los dividendos son una parte más, en muchos casos descontada, del propio aumento del valor de las acciones. Esto convierte lo que debería ser el resultado, en la estrategia.

Alguno podría pensar, “claro, pero el valor de los acciones de una empresa (mercado de “expectativas”), no puede aumentar indefinidamente si no lleva aparejado un aumento en el mercado “real”, por lo que, (podrían argumentar), no hay tal disociación”. Y es cierto, pero si pueden separase los dos mercados el tiempo suficiente como para generar unas burbujas tales que, más tarde, puedan reventar el sistema, y ya no hablamos de posibilidades, varias crisis, tecnológicas y sectoriales, nos contemplan.
Y mientras despertamos todas las mañanas escuchando o leyendo como le fue al Ibex el día anterior, la satisfacción de los consumidores para con las empresas (en la mayoría, grandes), sigue cayendo.
Pero no todas las empresas están creadas por esos gordos capitalistas de bigote rizado y monóculo (por estereotiparlos de algún modo, no se me vayan a cabrear), y en uno de los ejemplos que el autor señala como “cambios” en el paradigma empresarial, Apple sale a relucir.
A Steve Jobs le gusta remarcar que los accionistas no deben importar mucho y que no deben interferir en el que es el propósito original de Apple: Hacer una contribución al mundo creando herramientas para la mente (inserte la metáfora que todo el mundo conoce de la bicicleta aquí) que puedan hacer avanzar a la humanidad.
Un objetivo que, aunque pudiera parecer utópico en su día, nadie puede negar que se ha conseguido con creces. Quizás en el mundo falten más Steve Jobs, quizás los tenemos y no nos damos cuenta, absorbidos por la vorágine y la presión de unos beneficios que no les dejan respirar. Es entonces cuando te preguntas qué es lo que más te jode, que se vaya alguien que ha sido único, o el hecho de que sea único.
Y es que la inteligencia de los genios se manifiesta en no dejarse llevar por la cantidad ingente de ideas estúpidas que gobiernan nuestro mundo y, por ende, el mundo empresarial. Así que, desde mi modesto lugar como mero transcriptor de ideas, ante un mundo que comienza en un 2012 que podría ser el final, el comienzo o la continuación del caos que nos rodea, mi recomendación es que estéis atentos (hambrientos e inquietos), pues la economía real espera.

Sepamos de los gastos e ingresos de las administraciones públicas

En estos días parece salir un especial navideño de estadísticas varias,y es especialmente interesante ver los cuadros recientemente publicados del INE. Hoy traigo datos sobre gastos e ingresos de las administraciones públicas. Primero un vistazo a la evolución de gastos, ingresos y la capacidad (+) o necesidad(-) de financiación:


Aquí vemos representado lo que ya sabemos todos. Una evolución más o menos pareja entre gastos e ingresos que acabo en superávit durante tres años seguidos (2005-2007), y la profunda caída en ingresos y aumento en gastos que sobrevino tras la crisis, generando el abultado déficit que ahora debemos reducir a marchas forzadas. Lo que quiero ver aquí son las partidas que han marcado esta evolución, y para ello, dividimos los gastos y los ingresos en unas cuantas rúbricas:


Esta es la proporción que cada partida ocupa en el total de gastos. Como vemos, las más importantes son las prestaciones sociales (con una media del 38,33%), seguida de la remuneración a asalariados (funcionarios, del 26,93%), y consumos intermedios (medios para la producción pública, 12,74%) e inversión pública (FBK, 9,48%). También quiero remarcar que las transferencias corrientes y de capital están en forma neta) Ya que son las más importantes, y también las que más han variado a lo largo del tiempo, vamos a echar un vistazo a su evolución:


He querido sumar las partidas de consumos e inversión, mostrando de forma más agregada la función del sector público como generador de actividad, per se, lo que podríamos llamar gasto estructural, y compararlo con las prestaciones sociales (gasto más cíclico) y las remuneraciones por asalariados. El cambio importante viene, obviamente al comienzo de la crisis. 2007 fue el shock que originó el ascenso vertiginoso de los gastos sociales (salud, educación y protección social, que es la gran partida). El gasto en funcionarios se estancó, tanto por la menos tasa de reposiciones (que ahora será nula), y la congelación de salarios, (que finalmente se ha demostrado bastante ineficaz en la reducción del gasto pese a lo que se pretendía, no lo digo por estos gráficos). Por último, el gasto estructural, dedicado a la producción e inversión pública siguió aumentando hasta el año 2009, aunque a menor ritmo del acostumbrado, y en 2010 bajó poco más de 9.000 millones de euros, pronosticando aun una mayor caída según las palabras de nuestro presidente, aunque creo que, para sus objetivos, la cifra de 16.500 millones se va a quedar algo escasa. Y no es que yo esté promocionando su aumento :-). En cuanto a los ingresos, primero veamos la proporción de cada partida sobre el total:


El primer puesto lo ocupan las cotizaciones sociales (que alcanzan el 35,6%), en segundo los ingresos vía impuestos, primero sobre la producción (30%) y después sobre la renta, patrimonio… (28,6%). El resto son casi despreciables. Si nos fijamos en la producción, vemos que es muy pequeña, no tenemos que extrapolar que la función productiva pública es escasa, sino que, al ser pública, el objetivo no es la maximización de ingresos, de ahí que estos no sean tan importantes. Veamos la evolución de las tres rúbricas fundamentales:


De nuevo, hasta 2006-2007, la evolución de los ingresos sigue una pauta creciente. Tenemos ese desfase en 2003, (producido por una disminución en la recaudación del IRPF y los impuestos sobre el capital). También vemos como la evolución de la producción cayó antes que la de la renta, (lo cual nos muestra esa causalidad entre una y otra), y como a la caída de las dos vías recaudatorias las cotizaciones sociales se mantienen, paralizadas, pero sin caer estrepitosamente. Desde luego, es esa caída de 65.000 millones en los ingresos por vía recaudatoria entre 2007 y 2009 los que marcaron de forma decisiva los abultados márgenes de déficit. Contra ese desfase poco se ha hecho y quizás es, para mi, la mayor equivocación y el error más pesado que vamos a lastrar durante un par de años más. Hablando generalmente de que “no hay que subir impuestos” a lo que estoy de acuerdo, obviamos el hecho d intentar descender un poco más hacia la economía real, dejarnos de “generalismos” y actuar frente a lo que si podemos, fraude fiscal, economía sumergida… Tres años de crisis y, ya no es que no haya habido resultados, es que no ha habido verdaderas propuestas serias sobre la mesa y todos los palos han acabado cayendo sobre el gasto público, con lo poco progresivo que eso suele ser, y en plena crisis, luego nos extrañamos y preocupamos de que aumenten otras tasas, como la de la pobreza, la desigualdad…

http://caoticaeconomia.wordpress.com/2011/12/28/gastos-e-ingresos-de-las-administraciones-publicas/

Cómo gastan los hogares españoles su economía

Ayer hablábamos de la evolución de la actividad económica por sectores. Hoy, con los mismos cuadros del INE, quiero destacar la distribución del gasto de los hogares entra las diferentes partidas.
Sin embargo, en este caso, y dado que la distribución del gasto no varía mucho en el tiempo, excepto un caso en concreto, prefiero hacer un gráfico descriptivo.
Primero dividimos el gasto en: alimentos, bebidas alcohólicas (y tabaco), vestimenta, vivienda (agua, electricidad…), mobiliario, salud, transporte, comunicaciones, ocio, educación, hoteles y restaurantes, gasto fuera de España y otros.

Aquí las partidas ordenadas de mayor a menor según el porcentaje que ocupan de consumo total:
Las únicas partidas que ofrecen una variación sustancial son las de vivienda (con un aumento continuado agravado aun más en plena crisis), y hoteles y restaurantes (que bajan poco a poco, aunque parten de ser el principal gasto) y “otros” (que incluye cuidados personales, protección social…). Y aun así el gasto por partida ha evolucionado de forma muy homogénea en casi todas las partidas.

Lo primero que me ha impactado es la cantidad de gasto que destinamos a restaurantes y hoteles. Si bien supongo que está haciendo función del gasto en turismo interno (dentro de España), que es básicamente consumo en restaurantes y residencia en hoteles.

Otra cosa que destaca es el “poco” gasto destinado a educación, aunque creo que aquí, puesto que estamos hablando de gasto final de los hogares, no incluye lo que empleamos para la educación vía impuestos. Aun así, que esté en la última posición no me genera mucha confianza.
Irónico que usemos un gasto parecido tanto para salud (medicamentos, servicios extra hospitalarios), que para bebidas alcohólicas y tabaco…

La economía española por actividades económicas

Hoy os dejo una de las ultimas estadísticas publicadas por el INE, sacada de los cuadros contables, en concreto los agregados por ramas de actividad.
Lo que obtenemos es el desglose de la producción total en sus diferentes ramas: agricultura, industria, construcción, comercio, información y comunicaciones, actividad financieras, inmobiliarias, profesiones, artísticas, la administración pública y, por último impuestos netos. 
Al ver la evolución de cada partida a lo largo de los últimos diez años podemos ver que ramas han ido perdiendo importancia en detrimento del resto.
En este primer gráfico podemos ver la evolución agregada de todas las partidas (Pinche sobre el gráfico para verlo mejor):


Aunque particularmente este tipo de gráfico no me gustan nada ya que visualmente no dice mucho. Prefiero, en cambio, la evolución de la participación en porcentaje individual de cada rama económica:


Este nos informa no tanto de cómo ha ido evolucionando un sector o la economía en general, sino relativo al conjunto.
La rama más importante es la que he categorizado como “comercio”, si bien incluye también transportes y hostelería, que ocupa entre el 21% y el 22% de la economía.
Vemos como la industria ha ido perdiendo peso desde un 19% a un 14,7%. La construcción aumentó de un 9% a casi un 13% para (tras la crisis), bajar a un 11%. Supongo que a lo largo de 2012 aun bajará un poco más aunque el nuevo gobierno intente de nuevo impulsar un sector que está medio muerto.
Las actividad profesionales han ido ascendiendo paulatinamente desde el 5,5% al 6,7%, y si bien con la crisis este aumento se ha parado en seco, es un nicho que conforme tome forma la recuperación empezará de nuevo a generar empleo. Las actividades artísticas se han quedado en el 3%.
También es reseñable el aumento de las administraciones públicas, que durante la crisis han mantenido un gasto que, al bajar el total ha ampliado su cuota sobre el total.

Ideas básicas para montar un negocio, una empresa

Como empieza un nuevo año, debemos plantearnos nuevas ideas, nuevos proyectos. Y qué mejor idea ahora, que pensar con seriedad en montar una pequeña empresa para darnos trabajo, para auto emplearnos con una pequeña inversión. Pero nada es fácil lo que nos obliga a estudiar con calma y tal vez ayuda exterior, como podemos iniciar una actividad emprendedora.

Una empresa se crea para ganar dinero. Esto es fundamental y hay que entenderlo y asumirlo desde el principio. Si no creemos que una empresa tiene que servir para ganar dinero, lo mejor es no intentarlo, pues entonces se perderá dinero y al final habrá que cerrar, lo que es mucho peor que no hacer nada. Es básico. Una empresa se abre para ganar dinero. Es la meta fundamental.

Y efectivamente, con arreglo al respeto máximo a todo tipo de leyes legales y morales.

Montar una empresa supone dedicarse a una actividad las 24 hora del día, al menos los primeros años. Hay que dedicarse a esta nueva actividad con denuedo y todas las energías. No se tratará ya, de trabajar 8 horas al día y olvidarse después. Cuando no se esté trabajando de forma presencial, habrá que ir pensando en cambios, modificaciones, nuevas gestiones comerciales o gerenciales.

Debemos dar un valor añadido a lo que pretendemos vender. Una empresa se dedica fundamentalmente a vender. Que tampoco se nos olvide. Efectivamente fabrica productos o servicios, pero nada sirve de nada si antes no sabemos vender lo que fabricamos. Se trata de saber vender el producto, el valor añadido del servicio. El cliente es lo más importante de la empresa, pues sin él no se puede hacer rentable una idea, un producto. Por ello hay que respetar a los clientes, conocer sus necesidades, valorar el producto y saber ponerle un precio competitivo, saber vender y nunca engañar.

Un negocio emprendedor está siempre cambiando, nosotros como gerentes debemos estar siempre aprendiendo y modificando hábitos erróneos y trato con la empresa y los clientes. Hay que aprender a detectar lo que es mejorable para ofrecer siempre lo mejor que seamos capaces al precio más competitivo. 

Una empresa no está hecha para perder dinero. Si su servicio no se puede dar al precio que se puede pagar o deja de dar ese servicio o cambia la calidad del mismo. Muchas veces no somos capaces de encajar nuestro servicio, su calidad, el coste del mismo, el precio al que podemos ponerlo en el mercado con los potenciales clientes al que va dirigido. Hay que decidir si elegimos otro mercado que si pueda pagarlo o bajar el coste de producción. Pero nunca se puede dar un servicio o producto a pérdida real, pues nos condena a tener que cerrar para nada.

¿Existe el regalo perfecto, o todo son trampas del deseo?

Hace tiempo leí un artículo de Dan Ariely, un experto en economía y psicología, que realiza varios experimentos conductitas (que intentan estudiar la conducta y las decisiones económicas y como no somos tan racionales después de todo). Tiene varios libros, aunque en Español creo que solo está “Las trampas del deseo” (una muy mal traducción en el título de “Predictivamente irracional”, su título en inglés).

En ese artículo, publicado por él en el Wall Street Journal, intentaba descifrar desde el punto de vista económico cual sería el mejor regalo. De cumpleaños, de Navidad, o de lo que sea. El regalo perfecto. La respuesta no puede ser un elemento particular como puede ser “un libro, o algo de ropa”, sino un bien más general que pueda englobar una gran cantidad de casos, (a ser posible, todos).

La respuesta a la que llega después de hablar con varias personas es que el mejor regalo no es aquel que no puedes comprar, o aquello que ni conoces ni sabes si quieres. Es aquello que realmente te quieres comprar pero te hace sentir culpable si lo haces. En definitiva, y yo generalizaría, aquello que puedes y quieres comprar, pero que otro tipo de elementos te “prohíben” comprar, ya sea por culpabilidad, comportamiento social…

“Se elimina la culpa que acompaña las compras extravagantes y reducen la que proviene del pago derivado de su consumo”.

Si generalizamos un poco más la definición para hacerla más clara nos encontramos con una obviedad: “El regalo perfecto es aquello que solo puede ser regalado, no comprado”. Y no tiene nada que ver con el precio. Nadie puede comprar una “pedida de mano”, un recuerdo compartido…, vale si, se puede, pero pierde la esencia de lo que realmente significa, demostrar el amor o la amistad.

Económicamente tiene sentido. Si entre dos personas se regalan dos bienes de un mismo valor que ambos querían y podían haberse comprado el día anterior, el resultado es el mismo con o sin regalo. La única forma de que, a través del intercambio el resultado final se optimice, es eliminando por el camino un par de externalidades negativas en la compra, como puede ser la culpabilidad. No es mi opinión exacta, sino la de Dan Ariely, yo sigo dándole vueltas al asunto. Y espero que vosotros también lo hagáis, así que, ¿Cuál es para vosotros el regalo perfecto?

Consumir más en Navidad, no da felicidad, da deudas

Dos de cada tres españoles se van a endeudar (más) en estas Navidades. Suena brutal, duro, increíble. Pero algunos estudios insisten en estos datos. Nos endeudaremos con tarjetas de crédito que ya sufren retrasos, en cantidades que destinaremos a pagar gastos navideños, sobre todo regalos para Reyes o Papa Noël. 

Dicen que nos gastamos una media por persona de 668 euros entre comidas, regalos o viajes. Unos gastarán 200 euros y otros 2.000. Los que dejarán las tarjetas bailando serán los de los 200 que desearán gastar 500.

En algún momento tendremos que decir basta al consumismo absurdo. ¿Somos más felices por gastarnos un dinero que NO tenemos?, ¿lo somos sabiendo que el banco nos va a cobrar un TAE del 25% por las cantidades que debemos en las tarjetas?, ¿sirve de algo seguir quejándonos si no somos capaces de tomar las riendas de nuestra vida.

Hay movimientos en Europa que desde hace muchos años abogan por un consumo responsable y por unas Navidades de no más de 100 euros de gasto para todas estas fechas. ¿Parece poco?, no, es cuestión de pensar cómo y de aprender a saber qué. La felicidad no tiene nada que ver con la cantidad de dinero gastado. Si acaso en la calidad del dinero utilizado y empleado para ser más felices.

Aglomeración urbana en la geografía económica

El estudio de la formación y evolución de las ciudades entra dentro de la economía urbana, vecina no muy lejana de la geografía económica, pues da cuenta de la generación teórica de un hecho económico estrechamente relacionado con el espacio.

¿Por qué existen las ciudades?
Lo cierto es que la historia tiene mucho que contar cuando nos disponemos a estudiar casos concretos. No sería lógico pensar que un conjunto de personas considerablemente alejadas decidieron, un día, crear una ciudad por la simple casuística de los beneficios derivados de la misma. Pero una vez que nos ponemos a estudiar la verdadera naturaleza de las ciudades, podemos entender no porqué existe tal ciudad en tal punto en concreto, sino, más allá, ¿por qué existen las ciudades?.
Hay tres razones fundamentales que dan su explicación, tres fuerzas que dan cuenta de la aglomeración en el espacio de las actividad económicas , propuestas por Marshal y ampliadas y completadas por los trabajos posteriores: Sharing (compartir), matching (emparejar) y learning (aprender).

Sharing.
La primera fuerza de aglomeración se deriva de las ganancias obtenidas al compartir un mismo espacio para las actividades económicas.
Compartir bienes públicos, entre los que entraría, (y aquí salto a la piscina yo solo), la defensa que provee un castillo, recursos naturales sujetos a un lugar específico (gestión de los mismos), menor coste por persona de bienes no rivales…

Tres menús (casi) iguales de Navidad, a muy diferente precio

Pensar para casa un menú de Navidad para una familia de cuatro personas puede resultar muy caro o aceptable. Incluso planteándose un menú casi idéntico en todos los casos (cardó, marisco cocido y plancha y ternasco asado mas vinos y turrón).
Nos hemos ido a un gran centro comercial u a un supermercado de barrio y hemos revisado precios para preparar estos menús de Navidad muy típicos. Y aquí están los resultados, de un menú de NAVIDAD para 4 personas, según hayamos elegido productos y tiendas de alto precio o alimentos y bebidas mucho más normales y a precios más básicos. Puedo asegurar que las diferencias de gozo entre el menú de 11 euros por persona y el de 116 euros por persona son pequeñas y en ningún caso más de 10 veces superiores.

Menú 1 (normal) 18 € por persona
Cardo con chirlas. 1,5 kg., de cardo tienda barrio (1,8 €) más medio kilo de chirlas (4,5 €)
Marisco selección. Gamba a la plancha 0,5 kg., CI, (6 €), cigala congelada DIA 1 kg., (10 €), langostino cocido normal CI, 0,5 kg., (4,5 €)
Ternasco asado. 1,5 kg., de ternasco para asar CI (21 €)
1 botella cava Bach brut nature (3 €) primeros platos
1 botella Rioja Faustino VII, (3,99 €) tinto, para carne
1 botella cava Codorniu Extra (6,8 €) postres
3 tabletas turrón comercial de 300 gramos (9 €) duro, blando y chocolate


Menú 2 (caro) 116 € por persona
Cardo con almejas. 1,5 kg., de cardo Corte Inglés (4,5 €) más medio kilo de almeja (12,5 €)
Marisco selección. Gamba gorda plancha 0,5 kg., CI, (27,5 €), cigala CI gorda 1 kg., (85 €), carabinero CI 0,5 kg., (40 €)
Ternasco asado. Cuatro paletillas pequeñas de ternasco lechas (48 €)
1 botella cava Juve Camps brut nature (14 €) primeros platos
1 botella Rioja Faustino I, (37,5€) tinto, para carne
1 botella champán Moët Chandon (38,5 €) postres
3 tabletas (300 gramos cada una) turrón pastelería con nombre (40 €) duro, blando y chocolate

Menú 3 (barato) 11 € por persona
Cardo con almendras. 1 kg., de cardo tienda barrio (1,2 €) más 100 g de almendra pelada (1 €)
Marisco selección. Gamba a la plancha 0,4 kg., supermercado, (4 €), cigala congelada DIA 0,8 kg., (8 €), langostino cocido normal, 0,4 kg., (3 €)
Ternasco asado. 1,2 kg., de ternasco para asar supermercado (14,4 €)
1 botella Alarnés (1,5 €) rosado, primeros platos
1 botella Abadía Aragón, (1,5 €) tinto, para carne
1 botella cava Bach brut nature (3 €) postres
3 tabletas turrón marca blanca de 300 gramos (6,5 €) duro, blando y chocolate

P.D.:ACabo de encontrar cardo a 0,60 el kilo. Más diferencia todavía

Discurso económico de Mariano Rajoy en la sesión de investidura

No está el país para andarse con rodeos. El discurso de Rajoy ha estado centrado casi única y exclusivamente en un monólogo económico acentuando las directrices que tomará una vez que esté en el gobierno, desde la seriedad y el rigor que en estos momentos se necesita, aunque siempre hay cosas que criticar y que destacar, y aunque no podamos dejarnos llevar por las palabras que esconden los hechos, podría haber sido mucho peor.

La cifra a destacar, los 16.500 millones de euros que hay que recortar, ha sido el impacto que fundamenta el discurso posterior, sin embargo, quizás es el mayor pero, no ha dicho ni una sola medida concreta por la que llegará a esta reducción. Como una verdad a medias de la que nos esconde los entresijos que más nos puede doler, esta cifra (a buen seguro impuesta por Merkozy) queda latente y a la espera del próximo año para ser más explicada.

No creo que el mensaje pueda ser de “va a recortar”. No. Eso ya se hizo en campaña, la gente ya lo sabe, y la gente ya votó. Y si bien puedo no estar de acuerdo en parte del fondo y la forma, lo que va a haber es lo que ya se ha decidido por democracia. De nada sirve seguir criticando lo mismo. Y hasta que no veamos la forma concreta en la que se estipula este recorte, vagancias, por mi parte, las mínimas. (Y no puedo estar más molesto con el recorte del 30% que se espera para la universidad de Zaragoza).

La paradoja es que, tras el anuncio de la reducción del déficit, las siguientes medidas se han centrado, sobre todo, en medidas que aumentan el déficit, algunas mejores y otras peores.

Bonificaciones por contratación del primer trabajador y de la SS a menores de treinta durante el primer año es un intento (quizás algo vacuo) de fomentar el empleo.

El pago del IVA aplazado al cobro de facturas era algo necesario para parar parte del estrangulamiento que azota a las pymes.

La subida de las pensiones es una mera acción electoralista que ha tenido que acatar pues fue su única propuesta en campaña.

Vuelve la deducción por compra de vivienda. Algo innecesario y que intenta resucitar a un sector que tiene que seguir reestructurándose por otras vías, sobre todo precios.

Se congela la contratación pública. Desde una visión de izquierdas, creo que no puede haber pensamiento más crítico que el mío para una gestión pública ineficiente y mal gestionada. Aunque no creo que la solución sea minimizar el peso de la acción pública. Creo que aquí son necesarios pasos de mayor calado y acuerdo social, pero los temas importantes son siembre obviados por los gobernantes.

¿Se atreverán con las diputaciones provinciales? Habla mucho de duplicidades, pero no concreta nada.

En cuanto a justicia, la modernización es algo clave. Tenemos un sistema judicial de pena, casi tanta como un sistema sanitario que sí, es de calidad, pero que se lentifica por unos recursos bien escasos, bien mal gestionados. Estoy viviendo en mis propias carnes un proceso judicial con el que llevamos años, donde las citas se retrasan años… no podemos pretender ser un país serio con un poder judicial manirroto. Veremos que se hace finalmente.

En cuanto a energía, me da a mi que de la frase: “utilizando todas las tecnologías disponibles” podemos obtener: “centrales nucleares”.

No me gustan, pero no soy contrario a su uso. Menos cuando se la estamos comprando a Francia a apenas unos kilómetros de nuestras fronteras. Creo, en cambio, que la energía verde puede dar más empleo y más futuro a largo plazo. Pero el problema es de eficiencia (en apenas unos años la tecnología verde utilizada hoy puede avanzar y rebajar tanto los costes que sea más beneficioso esperar).

La educación es uno de los planos donde más contrario soy. Creo que son necesarias varias reformas sencillas, pero que no se acometerán, mientras se habla de I+D y se recorta en la universidad. Un bachiller de 3 años me parece absurdo, a no ser que se sustituya por un año de ESO y se fomente una especialización más marcada y más independiente de la selectividad (En 2º no aprendí nada útil para la universidad, fue todo un curso por y para aprobar los exámenes de la selectividad, temarios, libros, autores y problemas eran estudiados con ese único criterio).

En definitiva, Rajoy ha hecho un discurso (o le han hecho) con un guión que ya todos sabíamos y del que no nos podemos sorprender. Se ha desatendido de lo malo (aun anunciándolo) para que las criticas no pudieran ser concretas (esperará al próximo año). Algunas medidas eran necesarias, otras fueron prometidas, otras eras obvias, algunas totalmente innecesarias.

Algunas puyitas del sistema de cotizaciones no me han hecho mucha gracia, implicando una menor solidaridad (redistribución), aunque sin forma concreta no podemos saber nada.

La promesa de dialogo queda muy bonita, pero con una mayoría absoluta es un mero espejismo. Aunque ya ha avisado. Esta entrenado para mantenerse estoicamente ante todas las manifestaciones que vayan a hacerse contra él. De la izquierda depende actuar con inteligencia para conectar con la ciudadanía que quiera buscar otras propuestas (si es que las hay, que yo creo que sí), o ofuscarse en criticar ante una pared lo que ya nadie quiere oír de labios de los que menos derecho tienen a hablar.

Emprendedor que triunfa; algunos consejos y acciones

Hoy he estado comiendo con un joven emprendedor español justo en los 30, que lleva unos años desarrollando aplicaciones informáticas profesionales que adapta a las necesidades de sus clientes, individualizándolas para asuntos de gestión, base de datos, contabilidad interna y flujos de varios tipos. Su éxito se asienta en pequeños detalles imprescindibles para los clientes. Y en dar un servicio de asistencia constante que ofrece seguridad al cliente que dispone de un servicio personalizado.

Un dominio del inglés casi perfecto, y del francés por su particularidad, perfecto.
Capacidad para viajar constantemente sin horarios marcados en el calendario.
Especialización en un área muy concreta que le obliga a estar siempre actualizando conocimientos.
Capacidad comercial basada en dos varemos fundamentales: asistencia al cliente siempre y donde lo necesite, y unos precios muy competitivos pero rentables.

Se tuvo que ir a París hace tres años y desde allí controla sus servicios aunque cada semana de media suele viajar una vez a España o Suiza o incluso a EEUU. Su pareja le ayuda desde el despacho a dirigir y controlar los espacios y los tiempos de respuesta.
No viaja en primera, come menú, no hay horarios, asume que esos procesos son finitos, pero que a su vez domina los sistemas para hacerlos rentables. Sabe que la juventud juega a su favor, que así no es fácil montar una familia pero en cambio si lo es encontrar una solución a medio plazo. Trabaja en París pero podría estar en Zaragoza, Sabiñánigo o Alcañiz, excepto por que necesita estar en destinos variados a las pocas horas de recibir una incidencia.

Emprender a veces es especializarse y estar constantemente formándose. Lo de menos es el lugar, el tiempo, incluso la inversión. Estamos en el siglo XXI.

Euros falsificados entre los comercios en Navidad

Mucho cuidado con las falsificaciones de billetes de euro, sobre todo en los de 50 y 20 euros, los más falsificados en estos momentos de masivas compras navideñas. 

En esta página del Banco de España se indican algunos consejos para detectar las falsificaciones. Y recuerde que si le entregan un billete falsificado tiene la obligación de entregarlo a la policía o a un banco en donde perderá el valor del billete, pues i lo utiliza para pagar, se puede convertir en cómplice por uso fraudulento.

Nunca pague con billetes grandes que le tengan que devolver cambios en billetes de 50 euros y a ser posible ni de 20 euros. Los billetes que le entrega en los cajeros del banco, han pasado por los detectores de billetes falsos. Puede exigir en una tienda que le revisen si el billete que le entregan como cambio es falso o no lo es, en igualdad en derecho a que ellos analizan su billete cuando lo entrega para pagar. Si tiene dudas solicite que le entreguen otro billete.

Excesivas desigualdades entre los sueldos de los trabajadores en España

Más del 11% de los trabajadores españoles se encontraban en riesgo de pobreza al finalizar 2009, datos que han aumentado dramáticamente durante 2010 y 2011, lo que supone la tercera posición más alta de toda la Unión Europea (UE) tras Rumanía y Grecia, según un informe sobre empleo y situación social publicado en 2011 por la Comisión Europea (CE). En España, este indicador —que refleja el porcentaje de empleados cuyos ingresos son menores al 60% de la media nacional— se encontraba más de tres puntos por encima de la media de los Veintisiete. Existe una diferencia muy excesiva entre los trabajadores con sueldos bajos y los trabajadores con sueldos medios y altos.

El documento muestra los efectos de la crisis económica y de las "debilidades estructurales" de los estados miembros durante 2009 y 2010, y en concreto subraya la creciente desigualdad de ingresos, la precarización del empleo y el aumento de la pobreza. En el caso de España, señala un "aumento continuado" de la tasa de pobreza entre los trabajadores durante los últimos años, desde el 10,4 % de 2005 hasta el 11,4 % de 2009, cifras que en éste año sólo fueron superadas por Grecia (13,8 %) y Rumanía (17,9 %). El informe también destaca el incremento de las desigualdades salariales en España, y señala que el salario mínimo legal -641 euros mensuales- en este país es el segundo más bajo de la zona euro en comparación con el sueldo medio. Además, apunta que el salario mínimo "sólo beneficia en realidad a los trabajadores permanentes debido a la dualidad del mercado laboral y a la legislación", lo que explica porqué la tasa de pobreza de los trabajadores con contrato indefinido es mucho menor. La protección de los trabajadores permanentes está "altamente regulada", mientras que existe una "alta flexibilidad" para los trabajadores temporales o con otro tipo de contratos, según la UE.

Resultados definitivos del 20N y voto real de los partidos importantes

Hoy el BOE ha publicado los resultados definitivos de las elecciones generales del pasado 20 de noviembre de 2011 en España, que cifran en 10.866.566 los votos conseguidos por el PP, un 44,62%; mientras el PSOE obtuvo 7.003.511 papeletas, incluidos las 922.547 del PSC, lo que supone un 28,76% del total de votos válidos. El PP, cosechó 3.863.055 votos más que el PSOE, según los datos oficiales que ha publicado el Boletín Oficial del Estado (BOE).
La tercera fuerza más votada fue Izquierda Unida, con 1.685.991 votos (6,92% de los votos) y 11 escaños. UPyD, con cinco diputados, sumó 1.143.225 votos, un 4,69% de los válidos, y CiU, 1.015.691 sufragios y 16 escaños.
El descenso de la participación de los españoles residentes en el exterior, que fue solo del 4,6% de los emigrantes con derecho a voto, hizo que la participación final el 20-N fuera solo del 68,94%.
Con un censo de 35.779.491 de posibles votantes, la abstención fue la tercera más alta en unos comicios generales, después de la registrada en 1979, cuando votó el 68,04% del electorado, y en 2000, con un 68,71%.
De los 24.666.392 de personas que ejercieron el sufragio, fueron válidos 24.348.837, puesto que 317.555 fueron nulos. De las papeletas computadas, hubo 333.461 en blanco. A candidaturas fueron 24.015.376 votos, un 67,12% del total del censo. Esto representa que un 32,88% de los censados no quisieron (o pudieron) votar a ninguna opción política de las presentadas.
Un 30,37% de los censados voto al PP. Un 19,57% de los censados votó al PSOE. Un 4,71% de los censados votó a IU. Un 3,19% de las personas censadas voto a UPyD. Entre estas 4 opciones políticas principales se han sumado un 57,84% de los censados. Un número realmente muy bajo. Cuando hablamos de bipartidismo hay que señalar que solo el 49,94% de los censados votaron por el bipartidismo, por mucha mayoría absoluta que uno de ellos tenga.

Análisis del papel del Reino Unido en la UE

Solo el tiempo dirá si la decisión del Reino Unido de abandonar los acuerdos de la Cumbre Europea de ayer ha sido una buena o una mala decisión. Ahora mismo Europa no tiene esa unidad política y económica que debería dar la estabilidad que muchos buscas, y aunque se dan pasos para revestir a la unión de una fuerza basada en la cooperación y la convergencia, poco se está haciendo realmente para que lo suceda no sea una clara divergencia entre sus miembros.

Reino Unido se ha tenido que preguntar muchas veces, ¿Qué papel debería tener yo en la UE?

Porque seamos serios, esta unión no es seria. Una unión en donde dos países…, no, perdón, dos presidentes, elegidos democráticamente, sí, pero no por el total de su población y mucho menos por el total de Europa, deciden unilateralmente las políticas que el resto de países debe acatar agachando la cabeza y resoplando por las orejas, no es una unión respetable.

Habrá que decirlo claro y fuerte. España no puede (ni debe) salirse del euro. Por mucho que a día de hoy mi orgullo me lo pidiera, sé perfectamente que todo iría a peor. La moneda única ha podido traer de vuelta, como un bumerang, todo aquello que pensábamos que solo era de ida, pero la seguridad de una moneda fuerte, que lo es, capaz de competir en los mercados con un dólar que, no nos olvidemos, hasta hace cuatro días era hegemónico, es algo de lo que no nos podemos olvidar.

Pero Reino Unido no tiene ese problema. Echarse a un lado no es dar un paso hacía atrás, si no simplemente, hacer algo diferente, y marcar su personalidad. Sin contar también con alinearse con USA.

Con la creación de un gobierno europeo fuerte, las políticas nacionales cada vez tendrán menos peso. Pues bajo una política de estabilización e incluso distribución supranacional, y unas políticas de asignación autonómicas (esperemos que con la eficiencia necesaria, y no lo que se ha hecho hasta ahora), el poder de un “país” como tal, perderá fuelle. Bueno, digo perderá, aunque casi podría decir que está perdido. ¿Alguien puede decirme una política que haya tomado Zapatero o que vaya a tomar Rajoy que salga única y exclusivamente de su equipo de gobierno y no vaya a ser consensuado con autoridades europeas?

No digo que sea algo malo, ni bueno, es lo que es. Y probablemente Reino Unido no esté preparado o, simplemente, no le apetezca, jugar a ese juego. No todo tiene que ser uniones, quizás ese juego es lo que peor a jugado en contra de la Unión Europea, en una búsqueda incontrolable de anexionar cualquier país, cumpliera o no los mismos criterios que se habían impuesto.

Tampoco creo que haya que dramatizar con el tema. Aunque claro, con esa búsqueda en pos de las fotos y las citas que busquen la confianza, más que unas políticas que hagan sus partes, el que Reino Unido se descuelgue no es algo que vaya a generar esa “unión” que, algunos, siguen buscando como locos.

Más de cien secuestrados en Colombia por las FARC

Si se quiere la paz en Colombia, todos los colombianos deben implicarse más en lograrla. En Colombia hay once hombres que llevan secuestrados más de diez años cada uno. Alguno desde hace 14 años. Eran policías o militares que han perdido su libertad y su vida para nada, en actos sin sentido, terroristas absurdos, en una Colombia que este fin de semana ha reclamado a las FARC otra vez, cordura y un poco de sentido común. Pero hay más personas secuestradas y desaparecidas, hasta 103 civiles cuyo único objetivo es ser rehenes para negociar rescates que permiten sobrevivir a las guerrillas. Un conflicto armado que dura ya más de 50 años en Colombia.

Colombia necesita la ayuda de todos y todas colombianas para ser libre, para ser capaz de encarar su futuro, para convertirse en un país serio y rico. Los secuestros nunca pueden ser un arma política ni tampoco un arma económica para conseguir recursos que sirvan para mantener la violencia. Dentro de los secuestros viven familias y personas, para jugando con ellas presionar a los gobiernos. Eso no es democracia y la población colombiana debe insistir en sus presiones a todos los responsables para que cesen en sus presiones terroristas y bastardas.

Cae el markit en servicios de manera muy alta en España

Siguen siendo muchos los que critican que digamos que el problema de la crisis actual es de demanda. Hoy publicaban los datos del markit en servicios. Hemos batido records de caida en el markit en servicios, cinco puntos de golpe. Del 41.8 al 36.8.
¿Pero esta caida es por problema de demanda o financieros? Podriamos estar debatiendo mucho rato, pero ya que el markit se basa en encuestas a empresas, veamos lo que dicen ellas. 

¿Para que interpretar la causa de un dato cuando los agentes te dicen la razón?
“El ritmo al que la actividad del sector servicios español se ha reducido en los últimos dos meses es bastante preocupante, y ahora parece muy probable que la economía registre una contracción en el último trimestre del año. Aunque los problemas de la zona euro claramente han tenido un impacto en la economía española, la crisis económica y la falta de demanda en la misma España son los factores que más se mencionaron como causa principal de la actual desaceleración”.

Aumenta en Aragón el desempleo, más que la media española

En Aragón hemos brincado este noviembre de 2011 de los 100.000 parados, nosotros que somos siempre 1/50 parte de todo lo que sucede en España y que nos manteníamos tan bien con el drama del desempleo, hemos sufrido un aumento del 2,5% en un noviembre malo, que ha visto como en el total de España aumentaba el paro en el 1,4%.

Los 100.078 parados de Aragón están compuestos por 24.815 extranjeros y el resto españoles. De todos ellos unos 67.000 cobran alguna ayuda pero ojo, 33.000 no cobran ni subsidios ni prestaciones. Muchos miles de personas de todas las edades sin ingresos que poco a poco se quedarán sin recursos. En Aragón hay casi tantos hombres en el paro (50.453) como mujeres (49.625) lo que nos indica que el drama no conoce muchas diferencias que no sean precisamente la edad.

El paro en Aragón entre los mayores de 45 años ha aumentado en este mes en un 2,92% (recuerdo que la media total en España es del 1,4%) lo que une el drama del desempleo al momento crítico de tener una familia y al más doloroso en el largo plazo de ser periodos laborales que computen para las jubilaciones, lo que convertirá este drama del paro en algo que se sufrirá durante muchos años posteriores.

Son datos fríos, sin solución aparente, con malas perspectivas y que sin decirlo en voz alta, es el primer problema económico de esta España compleja del siglo XXI. Ni deudas públicas, ni deudas privadas, ni problemas bancarios o financieros. Con 5 millones de parados es imposible resolver la economía de ningún país.

Nace "econonuestra" con una visión diferente de la economía y sus soluciones

Nace la página econonuestra, para dar a conocer opiniones económicas desde las ópticas diferentes de los que creen que hay otras maneras de resolver los actuales problemas económicos del mundo occidental y globalizado. En su resentación dicen que…

Somos un colectivo formado sobre todo por economistas – académicos, investigadores, estudiantes, periodistas…– y por todos aquellos que, desde muy diversos ángulos profesionales, se quieran comprometer en el impulso del debate económico desde “otra visión”. Nuestra intención general es la de contribuir al diálogo social y a las soluciones políticas con una economía diferente a la del fundamentalismo del mercado.

En segundo lugar, aspiramos a convertirnos en una plataforma de información, formación, propuesta y debate, desde una perspectiva de economía crítica, sobre aquellos asuntos que están en el corazón de la crisis sistémica y que, al mismo tiempo, conectan con la agenda estratégica surgida del M15M. Este es el reto que asumimos desde econoNuestra.

Serias y profundas dudas de la economía europea y mundial

La crisis económica vuelve a castigar el pensamiento económico de los que creían haber encarrilado la situación cuando la economía parecía caer en V que luego se creía W, vemos que comienza a ser una U y para algún fatídico economista,una recesión en forma de L sin saber si tras la L vendrá en algún momento la I.

El VII Encuentro Ebérico de Pensamiento Económico, que reúne a las más insignias mentes de la nombrada área económica cada dos años (esta vez tocaba Zaragoza, para mi suerte) se centra en la recuperación del pensamiento antiguo, tanto escolástico como práctico como académicamente más moderno, para entablar relaciones entre lo que se quería decir, lo que se dijo, lo que podemos interpretar y lo que nos puede ayudar.

Particularmente, soy un neófito del tema que va a estos encuentros por puro divertimento, me pierdo fácilmente cuando los sabios empiezan a discutir de temas tan intrincados y específicos, sobre todo sí, como es el caso, un tercera parte es italiana, y otra portuguesa.

Ayer también pude ver (aunque en la distancia de una pantalla de ordenador, pues no dejaron ir a verlo en directo), un debate que se centraba inclusive en las profundidades de los cimientos que han soportado la construcción y el crecimiento del euro, una moneda con una complejidad derivada de una heterogeneidad entre los países que lo soportan demasiado grande como para que no se notara. Desde las praxis más ortodoxas, ajustes, hasta la más apocalípticas (esto no tiene solución), el mensaje era claro: No está nada claro.

Pero mientras Europa se decide de una vez por todas a hacer algo y no solo juntarse en reuniones de las que solo salen citas para los titulares de periódico (en breve tenemos otra), los datos van cercenando las pocas ganas que pudiera tener alguien de sonreírle al futuro.

El paro vuelve a aumentar en noviembre de 2011. ¿Novedad? No. Pero hay dos factores que me preocupan. El primero, que lo veamos normal. Sí, normal. Por que después de tres años nos hemos acostumbrado a que el paro siga subiendo. Y sabiendo que el estancamiento o el tímido crecimiento que puede venir en 2013 (el anterior me lo salto) no va a poder hacer que esto remonte rápidamente. Los analistas y economistas que han ido hablando esta semana lo han dejado claro. Se deben hacer reformas, pero estas, por si solas, no van a traer más empleo.

La segunda preocupación es la velocidad a la que se está destruyendo el empleo. Ya no es solo que no decrezca el empleo, sino, como llevo un par de meses advirtiendo, cada vez se destruye a mayor ritmo, desde una base que es ya muy pobre. Por propia inercia, con un paro del 22-23%, esto tendría que detenerse. Pero los datos nos dan la espalda una vez más pues, en términos interanuales, en agosto creció un 4%, en septiembre un 5,2%, en octubre un 6,7% y ahora en noviembre un 7,5%. Esto, simplemente, no puede ser.

Los segundos datos, los del markit, los índices PMI de producción manufacturera, reflejan este estancamiento a la perfección. En Francia baja a un 47.3. En Alemania a un 47.9. Reino Unido 47.6. En España 43.8. Y en la Eurozona un 46.4. (Por debajo de 50 implica decrecimiento). Que no dicen nada más que lo que ya sabemos, esta nueva recesión está afectando a todos, no es solo un alargamiento del estancamiento sino una nueva caída y las previsiones no son muy halagüeñas.

Y mientras Grecia o Italia ya pueden hacer las medidas que sus nuevos políticos, impuestos, vayan a decidir, España, que decidió hace ya casi dos semanas a quien quería democráticamente, debe seguir esperando a… bueno a nada. Pero es que cambiar las normas es tan complicado… Creo que no hay mejor muestra de problema que tiene España de gestión, productividad, eficiencia, costes de burocracia… que el que un nuevo gobierno en unas condiciones extremas, deba esperar un mes en poder llegar hasta donde debe estar. Mientras deja jugar a los sindicatos con la patronal para que el pública se vaya divirtiendo y no abandone la función antes de tiempo.

¿Cambiaron mucho los precios en alimentación con el cambio peseta a euro?

Esta semana ha llegado a mis manos un folleto de publicidad de unos grandes almacenes de alimentación de España, con ofertas del año 1993 y con sus precios en pesetas. Era un buen momento para revisar cómo se han comportado los precios de alimentación en estos 18 años últimos y si en realidad el IPC que se nos trasmite es el correcto, sabiendo que se toman en consideración muchos más factores que los productos de alimentación. Y sobre todo si con el cambio de pesetas a euros se han mantenido los precios de alimentación, sabiendo que en muchos otros consumos, el exceso ha sido abusivo.

Desde julio de 1993 a octubre de 2011 el IPC ha subido un 71,4% según el INE que nos permite sacar sus datos con suma facilidad. Veamos ahora los precios.

Un kilo de pera que costaba 79 pesetas, debería costar ahora 0,81 euros
Un kilo de mejillón que costaba 100 pesetas, debería costar ahora 1,03 euros
Un kilo de naranjas que costaba 50 pesetas, debería costar ahora 0,52 euros
Un kilo de trucha que costaba 263 pesetas, debería costar ahora 2,7 euros
Un kilo de pechuga pollo que costaba 680 pesetas, debería costar ahora 7 euros
Un kilo de queso normal que costaba 695 pesetas, debería costar ahora 7,16 euros
Un litro de aceite Koipesol que costaba 100 pesetas, debería costar ahora 1,03 euros
Una lata de KAS que costaba 33 pesetas, debería costar ahora 0,34 euros
Un sobre sopa Gallina Blanca que costaba 66 pesetas, debería costar ahora 0,68 euros
Un litro de leche Celta que costaba 67 pesetas, debería costar ahora 0,69 euros
Un frasco de cristal de judías blancas que costaba 66 pesetas, debería costar ahora 0,68 euros
Una botella de 1,5 litros de refresco Schweppes que costaba 100 pesetas, debería costar ahora 1,03 euros
Un kilo de chorizo de marca que costaba 699 pesetas, debería costar ahora 7,20 euros
Una docena de huevos 60/65 g. que costaba 119 pesetas, debería costar ahora 1,23 euros

A partir de estos datos, que cada uno saque sus conclusiones, sobre si los precios de los productos de alimentación se han mantenido según el IPC y el cambio de pesetas a euros o su por el contrario se han escapado del control.

Encuesta sobre los líderes del nuevo PSOE

Preguntaba ayer el periódico El Mundo a sus lectores de internet sobre diferentes posibilidades para saber a quien ven mejor como nuevo líder del PSOE. No es un medio con lectores afines al partido socialista, es cierto, pero el gran número de votantes en esta encuesta le otorgan un sentido curioso, pues más de 80.000 votos son realmente muchos si los comparamos con cualquier tipo de encuesta, aunque es cierto, está sin segmentar o solo nos indican qué opinan sobre este asunto los lectores de El Mundo digital. No le doy más valor que el de la curiosidad por saber los deseos, y sin duda el gran peso de José Bono viene precisamente dado por el tipo de lectores de este medio. Pero si que observo el ascenso de quien puede ser, si los socialista quieren, un nuevo líder como Eduardo Madina o la confirmación de uno mucho más conocido pero menos contaminado como Juan Fernando López Aguilar.

¿Qué es y para qué sirve un modelo económico?

Aun habiendo trabajado bastante e incluso desarrollado algún modelo económico, cuesta explicar con cierta precisión qué es un modelo económico teórico.
La diferencia, creo, básica entre una ciencia como la física y otra como la economía, es que la primera descubre el comportamiento físico a través de los modelos, mientras que la segunda interpreta el comportamiento social a través de los mismos.
El matiz consigue restarle la importancia necesaria como para que incluso algunos economistas vean “inútiles” a los modelos económicos, tanto simples como complejos. Visión que, obviamente, no comparto.

Pero nos vamos del tema. 

¿Qué es un modelo económico?
En los albores de la economía, no había modelos como tales. El discurso económico, basado en ideas y ejemplificaciones dio paso a la matematización del sistema en el siglo XVIII. El primer modelo que muchos señalan como tal, fue el Tableau économique, de Quesnay, si bien no tiene nada que ver con lo que nos podemos encontrar hoy en día, desarrollaba un intrincado proceso de distribución de la renta entre los diferentes agentes (asalariados, terratenientes y capitalistas) y el proceso productivo.
Hoy en día, los modelos económicos intentan simplificar y simular el comportamiento del sistema a través de funciones matemáticas que den cuenta de diferentes fuerzas y muestras de una manera ordenada como unas variables afectan a otras y cual será el resultado o equilibrio final.
De aquí hay mucho que decir. En primer lugar, ningún modelo muestra el comportamiento absoluto del sistema. En otras ciencias se hace igual, por ejemplo, obviando la resistencia del aire o ejemplificando los sistemas en un vacío, claro que aquí, lo se obvia suele ser mucho más importante. Pero el propósito es comprobar como, dentro de un marco de análisis propio, una serie de fuerzas actúan sobre el sistema, suponiendo que el resto no actúa.

¿Funciones matemáticas?
Desde luego, no son baladí. Pero si creemos que el proceso económico parte de unos agentes que son racionales y que, por tanto son lógicos, podemos usar la propia lógica para definir los procesos económicos, y la matemática no es más que el lenguaje de la lógica.

¿Pero de verdad son necesarias?
Hay veces que los resultados obtenidos, aun demostrados empíricamente son difíciles de interpretar económicamente si detrás no hay un marco analítico sobre el que apoyarte. En la dicotomía matemática / interpretación, lo importante es lo segundo, pero para ello es a veces necesaria la matemática, sobre todo cuando entramos en procesos complejos, o en la formación del estudiante.

¿Cómo se hace un modelo?
En principio hay tres partes fundamentales del mismo.
Primero hay que formular unos supuestos o hipótesis. Esto es decir de forma exógena como se van a comportar los agentes, cuantos tipos de agentes hay, o como se encuentra inicialmente el sistema.
Dependiendo de en qué marco te encuentres (economía industrial, marcoeconomía, bienestar, geografía económica, crecimiento económico), te centrarás en explicar diferentes procesos económicos para lo cual es útil emplear diferentes hipótesis.
Cuanto más realistas vayan a ser los supuestos, más complejas van a ser las matemáticas que los van a representar. Esto nos obliga a tener que usar la balanza en pos de un equilibrio que sea tratable y económicamente interesante.
En segundo lugar, hay que derivar las conclusiones. A partir de las hipótesis, se describe como los agentes actuarán en la economía. Los consumidores maximizarán su utilidad. Las empresas maximizarán beneficios. Los mercados se vaciaran y etcétera. Lo cual implica derivar funciones, imponer restricciones, igualar variables… Hasta que finalmente lleguemos a un patrón estable, es decir, que no genere movimiento o incite al mismo, lo que llamamos “equilibrio” (que no tiene porqué estar quieto).
Más tarde hay que ver cuales son las conclusiones que se pueden derivar del modelo y si estas se ajustan o no a la realidad para lo cual se puede utilizar la econometría.
Como se suele decir ampliamente, el mapa no es el territorio. Nadie, o al menos ningún economista que se precie, puede decir que su modelo explique todo el comportamiento económico, por lo que las previsiones basadas en uno u otro modelo suelen ser bastante fútiles. Los modelos solo ejemplifican una guía de ruta por la que los economistas y los políticos pueden desarrollar políticas y explicar la historia.
Por ejemplo, en geografía económica que es el tema por el que me muevo (y ampliaré esta sección más adelante en siguientes artículos), se da muestra del comportamiento de las industrias entre regiones o países. Cada modelo da cuenta de diferentes fuerzas centrípetas o centrifugas que fomentan la aglomeración del sector o su dispersión. Un modelo que incluya todas las fuerzas sería intratable, pero tener el marco teórico de todo el conjunto te da una gran visión de cuales son las fuerzas de un sistema que se mueve de forma caótica y compleja.
Así que no, el mapa no es el territorio, pero si vas a andar por el territorio, es mejor tener un mapa a no tener nada. Claro que hay que asegurarse que el mapa es el correcto.

De nuestro blog: Caótica Economía

Personas sin techo, sin hogar, en Zaragoza

Nos pueden parecer datos fríos y muy duros, pero son reales e indican un crecimiento de la pobreza en España que puede resultar alarmante. Unas 160 personas viven en la calle cada día en Zaragoza de media durante el pasado año 2010, cifras que se estarán ampliando durante este 2011. 

El estudio elaborado por Cruz Roja en el año 2010 también recoge que en torno a 180 personas duermen a diario en albergues o centros. Se trata de personas que han llegado a esta situación por falta de trabajo (55% de los casos), de dinero (22%) o por rupturas afectivas (18%). En el documento quedaron reflejados, por primera vez, los deseos de este colectivo. Siete de cada diez quieren una vivienda normalizada para él o su familia, o un piso compartido con otras personas, y en segundo lugar demandan un empleo que les permita salir de su situación. 

En la encuesta también se detectó que en Zaragoza se hace un mayor uso de los recursos y servicios sociales que en otras capitales. Así, el 61% de los encuestados utilizaba el comedor, el 52% acudía a un albergue o centro y el 30% hacía uso de roperos y baños públicos.

Sí, soy anti sistema porque este sistema no ayuda a la sociedad global



¿Nos estamos dando cuenta que todos los planes de recortes que se nos imponen desde Europa están encaminados a que los grandes bancos y corporaciones cobren lo prestado y que en ningún momento se incide sobre los graves problemas de empleo, de calidad de vida social, de desatención a las familias con más problemas, de controlar las enormes indemnizaciones y pensiones de los banqueros que se jubilan, de asegurar las pensiones cotizadas?

Los gobiernos señalados como “díscolos” se ven obligados a tener que hacer grandes reforma que siempre afectan a los mismos, a los más necesitados. Pero nunca se habla de la necesidad vital de crear empleo, de dar salida social a los nuevos pobres que cada día a miles, surgen por embargos, desahucios, desempleo, enfermedades no reconocidas como invalidantes.

Los ciudadanos de estos países señalados como “complicados” se les obliga a tener que pagar unos intereses muy superiores a los que pagan por los países ricos, incluso aun no teniendo en sus contabilidades deudas superiores a estos, pero que los convierten en países que serán con seguridad impagadores, pues a ser pobres se une y suma que los intereses de su endeudamiento son usureros y a que no pueden atender sus mecanismos básicos para crear empleo y para reactivar sus economías internas.

La historia nos ha enseñado que el país que teniendo deuda no recibe unos intereses lógicos con arreglo a la economía de ese momento, terminan fallando y haciendo suspensión de pagos. Los intereses tienen mucho que ver con el IPC global de la zona en donde está inmenso este país. Se puede tener un 18% de interés y ser posible pagarlo si el IPC es del 20%, algo sin duda no deseable, pero que nos indica que las comparaciones con otros tiempos son relativos.

¿Cuánto fraude se sigue realizando desde bancos en Suiza o en paraísos fiscales, sin que ningún gobierno controle o resuelva esta vergüenza de un nuevo siglo? ¿por qué tiene que recibir la presión de la deuda los ciudadanos de cada país y no las grandes corporaciones económicas que siguen pidiendo ayuda pública en cuanto un aire les da de frente, pero que nunca se olvidan de repartirse beneficios o indemnizaciones millonarias para sus jubilados de lujo, dirigentes que nos han llevado al desastre actual?


Se ven las primeras luces conservadoras en España

Una vez que España se ha podido dar el gustazo de quitarle totalmente la confianza al partido socialista y dejar en manos de Rajoy los mandos de un país que ha de enfrentarse a serios problemas, ya solo queda, efectivamente, enfrentarse a los mismos.

Por mucho que se lancen mensajes de aviso por parte del partido popular, muy cautelosos en este aspecto “No hemos prometido milagros”, “ardua tarea” y un largo etcétera, una gran parte de la población piensa de veras que el cambio económico va a derivar de este cambio político. En parte han sido inducidos por el estigma de la confianza. Si nos dicen que lo que hay que buscar es la confianza, y yo mismo y todo el país confía de veras en Rajoy, ¿a qué más hay que esperar para crecer? Desde luego, no todo es tan sencillo.

Por lo pronto, España, a través de Artur Mas, en Cataluña, empieza el cambio con los ajustes que, se creen, necesarios. Más impuestos, menos salarios (y he leído incluso ya, por finy con osadía, el copago). Poco queda para que a nivel estatal, el gobierno central haga santo y seña las políticas que, desde las autonomías populares se han ido gestando poco a poco. No nos podemos llevar las manos a la cabeza, como tampoco podíamos hacerlo con el gobierno socialista. Pero sigo intentando que alguien me explique por qué, el que Zapatero aumente el IVA sea una política que va a destrozar el país, mientras que cuando lo haga Rajoy será un mal que hay que sufrir como parte de un ajuste necesario e inevitable que, como buenos mártires votantes, haremos con orgullo y patriotismo. La excusa de que los ajustes hay que hacerlos por la política derrochadora del gobierno no me valen, pues si Zapatero ha perdido es, sobre todo, por unos durísimos ajustes (jubilación, funcionarios, coste laboral) que, con el tiempo, no han llegado a materializarse en nada. De nuevo, la diferencia, claro, es la confianza. La confianza y la fe ciega que tenemos de que los ajustes, los mismos ajustes, ahora marcados con el sello popular, sí nos lleven al destino prefijado.

El nivel de estudios influye en el interés por la política

En el Barómetro CIS de noviembre de 2011 hay unos datos que ahora están analizando desde diferentes foros, para adivinar el comportamiento político de los diferentes segmentos de la sociedad. Muchas veces detrás de estos análisis se esconde una búsqueda de respuesta que puede parecer incluso clasista y que por ello hay que recoger con sumo cuidado.
Yo voy a emplear dos parámetros sencillos. En ambos el nivel de estudios es el que segmenta a la sociedad consultada.


En el primero se les pregunta para saber si los consultados se consideran de izquierdas o de derechas, según unos baremos que van desde el 1 al 10. Vemos que no hay casi variables entre los diferentes niveles de estudios de los consultados. Debajo de la imagen podemos ver la media, y son décimas las diferencias.


Pero en la segunda imagen se pregunta por el interés que la política despierta en las personas y aquí si que las diferencias son notables. Según el nivel de estudios de los encuestados. 

Aunque no hoy diferencia por nivel de estudios, entre sentirnos de derechas o de izquierdas, si que la hay en nuestra implicación, en nuestro interés y por ello en nuestra información de la política. Dato este interesante para aprender a realizar pedagogía política con responsabilidad y sin manipular. O no, claro.

Las leyes de Newton sirven para explicar el momento actual. O no

Advierto que esta entrada es más una brevedad humorística y curiosa que otra cosa y menos que nada económica (será porque es la jornada de reflexión y nos da por pensar…), o tal vez si se pueda aplicar a las leyes escondidas de los dineros.

Mi idea ha sido intentar asociar las tres leyes de Newton a otras tres leyes económicas básicas. La verdad es que no ha sido muy difícil, y no he tenido que usar mucho la imaginación para ir dando cuerda a las posibilidades que aparecían.
La primera ley de Newton dice así: Todo cuerpo persevera en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser que sea obligado a cambiar su estado por fuerzas impresas sobre él.
Que podemos reescribir como: Todo agente económico persevera en su estado económico a no ser que sea obligado a cambiarlo por fuerzas externas impresas sobre el.
Parece básico, pero no lo es tanto. Como en la física, al firmar esta primera ley estamos diciendo que en el movimiento no entra la aleatoriedad. Si algo se mueve, es porque viene precedido por una fuerza. Si un agente económico cambia su patrón de consumo, se debe, por ejemplo, a que han cambiado los precios o la renta. Implica que los agentes se mueven mediante incentivos, y que, dado un estado económico externo, el proceso racional y optimizador le llevará siempre a la misma decisión. Esto implica que se puede formular matemáticamente (por el uso de la lógica y la no aleatoriedad/existencia de endógenas y exógenas) el movimiento del sistema económico.
La segunda ley de Newton dice: el cambio de movimiento es proporcional a la fuerza motriz impresa y ocurre según la línea recta a lo largo de la cual aquella fuerza se imprime.
Aquí voy a hacer algo de trampa, y voy a saltar a la formula que expresa la segunda ley: F=ma. O, generalizada para una masa no constante: p=mv.
Si a la masa monetaria la denominamos la masa del sistema, y v a la velocidad de circulación del dinero, y partimos de la teoría cuantitativa del dinero (PY=MV), el momento p, será la cantidad total producida por sus precios.
La fuerza, definida como la derivada del momento, será por tanto el crecimiento del sistema económico.
La tercera ley de Newton dice: Con toda acción ocurre siempre una reacción igual y contraria: o sea, las acciones mutuas de dos cuerpos siempre son iguales y dirigidas en sentido opuesto.
Esta está claro que se refiere a que por cada compra que se realiza, está implica una venta. La doble contabilidad de un sistema implica que, por cada acción de un agente en la transacción económica, otro agente se vea envuelto en la compraventa. Si uno paga, otro cobra, si uno compra, otro vende.

Reflexionaré pensando en el futuro. En mañana mismo

Reflexionando, cada vez estoy más seguro de que Europa unida molesta a casi todos. Que aquel sueño de unos buenos políticos nos lo han robado a costa de que sigan mandando lo que siempre han mandado. Nada de experimentos de unión, que pueden ser más fuertes y por ello más peligrosos para los ladrones embutidos en gabardinas guapas.

Seguiré reflexionando, hasta que mañana vaya a votar, convencido de que ganará el menos listo. Perdón, el más dócil.

Europa nos dice a quien debemos votar el 20N, presionando, manipulando

Nos pidieron recortar las pensiones. Modificamos la Constitución. Cambiamos las normas laborales. Dejamos de invertir y de gastar dinero público. Pero los ataques económicos a España han aumentado tras hacer caso a Europa.

¿Para qué sirve pues hacerles caso?, ¿las normas que ellos nos han indicado que cambiemos, eran las correctas, viendo los resultados obtenidos?

Hoy nuestra prima de riesgo está —en estos momentos— en 504, y lo que es peor, en unos días muy complicados pues en 48 hora tenemos que acudir a votar para elegir Cortes Generales. ¿No son estos ataques a la economía española, un golpe de Estado encubierto, una presión manipuladora, una trampa social para que España vaya dando bandazos y no sea capaz una remontada del PSOE?

¿Ya ha explicado Rajoy a los alemanes sus medidas económicas, algo que NO ha explicado a los españoles en su programa electoral, con los que se presenta a las elecciones?

Análisis económico de España en el 3º trimestre de 2011

Un trimestre más recibimos —con pocas expectativas de poder llevarnos buenas noticias— los datos trimestrales de crecimiento económico español del tercer trimestre de 2011. Realizo este pequeño análisis de carácter gráfico para que veamos la tendencia en el corto plazo de la economía española. Pinchen en los gráficos para ampliarlos. Aquí  encontrareis un índice con el resto de análisis trimestrales.

Como ya se preveía, el marco contextual en el que hay que ver estos datos es el estancamiento generalizado de una Europa que sigue padeciendo y sufriendo de un Euro que genera desconfianza. Si bien los pesos pesados, el “núcleo” de esta Europa en declive —Alemania y Francia—, muestran crecimientos que siguen siendo superiores a la media europea, los datos sugieren que en el cuarto trimestre de 2011, y a comienzos de 2012, se remarcará mucho más este estancamiento de lo que ahora se padece, la crisis de deuda, que va aparte, pero que comparte parte del problema, pues puede agravarlo todo aun más.
En el anterior gráfico pueden verse los crecimientos intertrimestrales e interanuales de algunas de las economías de la zona euro.

Evolución del PIB

Los datos ya eran conocidos. Un crecimiento intertrimestral del 0,0%, menor que en el trimestre anterior que fue del 0,2%, y un crecimiento interanual parejo al anterior del 0,8% (Si bien es cierto que baja, ya que está redondeado, de un 0,82% a un 0,75%). De esta forma el PIB a precios constantes permanece constante a la espera de que los malos datos del cuarto trimestre se lleven parte de la recuperación acontecida en este año. Obviamente, no podemos escapar de esta nueva ola de “decrecimiento” en la recuperación, este “double dip” que llaman algunos.
Ahora veremos que partidas del desglosa vía demanda han afectado a que el PIB no haya seguido creciendo.

Demanda interna y externa

La tendencia natural que hemos acogido por la crisis es la de un aumento en las exportaciones netas que fuera capaz de generar un crecimiento vía externa que suplementara los retrocesos en la demanda interna que debían hacerse para seguir ajustando los desequilibrios de deuda. Sin embargo, Europa ha entrado en una batalla exportadora ya que todos quieren crecer por la misma vía. El resultado es que el crecimiento de la demanda externa que se realiza a España ha bajado de un 2,5% a un 2%. Sin embargo, la demanda interna parece estar recuperándose un poco después del retroceso al que las medidas de austeridad le obligaron en el segundo trimestre, pasando de bajar un 1,7% a un 1,2%. Sin embargo, algunas estimaciones le daban un valor mucho más alto (del -0,6%, por lo que España sigue metida en una ralentización de su crecimiento interno que, a todas luces, no va a ayudar a la recuperación a corto plazo.
Esto se traduce en unas exportaciones que cada vez aumentan menos (tendencia que ya habíamos empezado a finales de 2010, y que se deriva de una bajada en la exportaciones de servicios, con pequeños aumentos en la exportaciones de bienes), conjuntamente con un aumento de las importaciones, aunque a menor ritmo que otros trimestres (en donde, al revés, desciende el consumo de servicios y aumenta el de bienes).
Esta reducción en el consumo de servicios es generalizada, y puede venir derivada de la propia crisis. Si no hay actividad económica, los servicios, sector que está más en la “superficie” se ven más afectados.
Ahora damos paso a los pesos pesados, la demanda interna, consumo e inversión:

Consumo

El consumo ha bajado un 0,4%, algo menos que el trimestre anterior (-0,7%). Sin embargo, el consumo total se ve muy afectado por la tendencia acogida del gobierno de reducir su gasto en la búsqueda de una austeridad que genere la confianza necesaria como para que aumenten las inversiones. En consonancia con el aumento del consumo privado (0,4%), el consumo público desciende un 2,3%.
Si bien intertrimestralmente los datos no son tan positivos pues muestran que este crecimiento privado se debe a los malos datos de hace un año. La tendencia del consumo total sigue a la baja, bajando un 0,1%.
Sea como fuere, los consumidores, con una remuneración que baja un 1,2%, y un empleo que baja un 1,9%, han ahorrado menos que hace un año, posiblemente porque las deudas empiezan a reducirse o porque las perspectivas futuras no pueden ir a peor. Posiblemente estemos ante un espejismo momentáneo.

Inversión

Esta si que parece coger el rumbo hacía terreno positivo de forma consolidada. Los bienes de equipo continúan aumentando, un 2,4%, (lo cual quiere decir que hay cierta confianza en que la producción futura aumente), sin embargo la construcción (-7,4%) sigue lastrando la inversión total que continua en terreno negativo (-4,2%). El problema es que la lentitud con la que la inversión retorna al crecimiento positivo es demasiado lenta. Aun falta por encontrar los nuevos sector del futuro, desquitarnos de la construcción y comenzar a invertir y crecer en nuevos yacimientos que también puedan generar empleo. Hasta entonces, la inversión total se verá lastrada por un crédito difícil de conseguir y unas perspectivas económicas no muy halagüeñas para correr riesgos.

Producción por sectores

Lo primero que se puede ver claramente en el gráfico es la recuperación que poco a poco, disminuye el decrecimiento de la construcción. Aunque esta sigue estando en terreno negativo y posiblemente se quedará en torno al -2% hasta que la crisis de la vivienda haya pasado. Seguimos teniendo un stock muy alto y no hay salida, ni vía crédito ni vía demanda, para tantos pisos vacíos.
El resto de sector siguen sin cambios. Los servicios se mantienen en casi todas sus partidas excepto en información y comunicaciones que aumentan hasta un 1,4%, y el comercio y transporte que baja hasta un 0,5%. Aunque la tendencia general es que los servicios están reduciendo su crecimiento poco a poco mientras la industria va cogiendo peso y consolidando su recuperación.

Entonces… ¿Cómo estamos?

A la vista de estos últimos datos, la mejor respuesta es la de que estamos estancados. Casi todas las partidas muestran un evolución con respecto al trimestre anterior bastante escasa. Sin embargo, este estancamiento es mas negativo que positivo. En primer lugar, porque puede ser la calma que preceda a la tempestad. Con una crisis del euro y una Europa cada vez más frenada, el cuarto trimestre puede ser mucho peor. En segundo lugar, porque el resto de países al menos ha tenido ya medio año de recuperación, con tasas de paro bajando y producción a ritmo pre crisis. Nosotros seguimos siendo más lentos.
El empleo sigue bajando, las remuneraciones siguen bajando, la producción se estanca, el contexto europeo se enfría, la inversión no encuentra aun su lugar, el sector público lastra el crecimiento… Malos augurios para una mala época.