Si los españoles no interpretan bien los Presupuestos Generales del Estado, van a demostrar que es mejor no explicárselo


Montoro, el Ministro de Hacienda ha sido claro, y es que es verdad, tiene razón el hombre, no hay derecho.
"Si los españoles no interpretan bien los Presupuestos Generales del Estado, van a demostrar que es mejor no explicárselo"
Vamos, que más claro no se puede ser. O lo entiendes como yo quiero que lo entiendas, o si no, es mejor no decirte nada, que eres un bobo que debe vivir en la ignorancia por no entender lo que te digo como yo quiero que lo entiendas. ¡Jodo con el ministro! Explicar para nada es tontería.

Informe Oliver Wyman y su influencia en Aragón


Tras la publicación del documento de análisis del sistema bancario español realizado por Oliver-Wyman, surgen como era de esperar las grandes dudas para Aragón. ¿Es bueno la fusión a tres pretendida por el Banco de España y el Ministro de Economía de Ibercaja, más Caja3, más Liberbank?
Diríamos que en un escenario económico “base”, como el actual, la peor entidad es la ya fusionada Caja3 (Caja Círculo y CAI principalmente) que necesita 188 millones de euros, una cantidad pequeña, pero negativa. En esta situación Ibercaja tendría un superávit de 389 millones y Liberbank un superávit de 103 millones. La suma de la fusión de las tres entidades, en el escenario base, saldría positivo con más 492 millones de euros.
Pero se ha estudiado un escenario adverso, con más tensiones económicas o sobre todo con una situación de depresión económica que se mantiene en los años próximos. En este caso la situación varía mucho por la diferente exposición a los sectores más débiles como el inmobiliario.
Caja3 pasaría a tener un déficit o una necesidad de capital de unos 779 millones
Ibercaja una necesidad de 226 millones
Y Liberbank de 1.198 millones.
La suma de las tres entidades supone solicitar una ayuda de 2.108 millones, una cantidad importante de la que no le corresponderían más que un 10% a Ibercaja por necesidades reales de ayuda.
Lo más normal es que la situación económica real de España sea una mezcla entre las dos situaciones analizadas en el documento publicado por Oliver-Wyman, la “base” y la “adversa” por lo que hay que contemplar en esta fusión hacia donde van las entidades resultantes, tanto si se fusionan como si no lo hacen, o en el caso de momento más lógico, lo hacen solo las entidades aragonesas Ibercaja y Caja3.

Cuando hablamos de “cambiar el modelo”… ¿a qué nos referimos?

Estaba buscando datos de empresas con la clasificación del CNAE, cuando me he topado con algo que nos debería preocupar a todos en la marcha económica, formativa y social de España.

Las crisis, como revulsivo de todo lo malo, hace desaparecer o disminuir el peso de aquello que nos ha acabado perjudicando, como pueda ser la burbuja inmobiliarias, las obras públicas mastodónticas, etc.

Pero siempre tenemos en mente que el futuro está ahí, y que solucionar un problema presente no debería poner en juego nuestro futuro. Sobre todo porque el contexto dinámico implica que las soluciones son de medio plazo.

Así, hace unos años, cuando la crisis empezaba, antes de que entendiéramos que estábamos en una recesión de balances y antes de que empezáramos a abrazar la austeridad expansiva como un dogma de fe, hablábamos del “modelo productivo”. ¿Os acordáis? “Hay que cambiar el modelo productivo”, decían todos, y se quedaban más anchos que largos.

El problema es no atender para nada el corto plazo, porque en el largo al final todo tiende al equilibrio, además de no entender que los equilibrios son globales y no homogéneos (y por tanto una dinámica puede, aun tendiendo a un equilibrio, perjudicar una zona geográfica, como pueden ser los pueblos a pequeña escala, que se quedan sin gente, o un país a gran escala), no entiende de histéresis, esto es, que el corto plazo afecta al largo (si hay varios equilibrios y elegimos uno en vez de otro por lo que hagamos hoy).

Porque cuando hablamos de “cambiar el modelo”…  ¿a qué nos referimos?

Uno pensaría que a fomentar los sectores de mayor valor añadido a futuro, a saber, la investigación, el desarrollo, la innovación, el conocimiento.

Uno pensaría entonces que el cambio de modelo debería centrarse en hacer estallar la burbuja, aupando en el proceso el resto de sectores para, no solo mantener la actividad económica (y mejorar los datos de empleo, renta, etc.), si no para fomentar la especialización de nuestro país y la competencia en un sector que nos permite ir hacia delante y no hacía atrás.

Fomentar la innovación implica competir hacia delante. Fomentar la asiatificación (bajar salarios para fomentar producción de exportación de cualquier tipo y con cualquier tipo de condiciones laborales) es competir hacia atrás.

En este gráfico podemos ver la evolución de las empresas del sector de la investigación y el desarrollo.
Una enorme masacre realizada en empresas dedicadas a la investigación en ciencias sociales. Para muchos puede no ser importante, para mi muestra claramente el camino que hemos querido tomar. ¿A donde queremos ir?
Miguel Puente Ajovín - Caótica Economía

Estructura productiva según el nivel educativo en España

Hoy he querido hacer un pequeño análisis muy simplificado de la similitud en la estructura productiva de nuestras comunidades autónomas en España, para intentar destacar la importancia de dos de sus determinantes, la estructura del gasto familiar (demanda interna) y la estructura educativa de la población (oferta). Aparte de ciertas curiosidades estadísticas, veremos como la educación es un determinante claro para la estructura productiva.

 

Sobre la similitud

Como digo, no vamos a ver directamente la estructura productiva de cada comunidad autónoma, sino la similitud que hay entre dos comunidades autónomas. Por ejemplo, imaginemos que la economía tiene solo dos sectores {A,B}.
La región 1 tiene la estructura {1,0}, es decir, el 100% de los que produce es del sector A, y la región 2 {0,1}, es decir, el 100% de lo que produce es del sector B. Ambas regiones serian totalmente diferentes.
Utilizando una simplificación del índice Finger-Kreinin (que utiliza el peso de cada sector económico sobre el total) podemos estudiar la similitud con estructuras más complejas, es decir, con más sectores. Este índice nos dará un valor de 0 si las dos regiones a comparar son totalmente distintas y de 1 si son totalmente iguales. Un valor mayor, por tanto, implica mayor similitud.
Es importante también elegir la escala a la que vas a dividir los sectores. Si solo elegimos dos sectores las regiones van a salir mucho más similares que si desagregamos la producción en 100 sectores, puesto que las especializaciones (y por tanto las diferencias) de las regiones surgen sobre todo en sectores concretos.

Pulsómetro de la Cadena SER, sobre los españoles

La Cadena Ser publicó esta semana, mitad de septiembre de 2012, unos datos de su observatorio de sondeos, que inciden más y otra vez, casi en los mismos datos conocidos. Vamos a buscar algunos detalles diferentes o interesantes.
Casi el 20% de las personas encuestadas (unas 1.100 personas, cifra suficiente para este tipo de sondeos) han tenido problemas para pagar la hipoteca. Y un 25% han tenido que pedir dinero prestado a algún familiar o amigo. Un 63% está empleando sus ahorros para cubrir sus economías del mes a mes.
Un 61% ha variado sus hábitos de compra en la cesta de alimentación y bebidas.
Un 23% ha dejado de ir al dentista.
Un 38% ha utilizado menos el coche.
Un 70% ha comprado en tiendas con descuentos o marcas blancas
Un 32% consume menos bebidas y/o tabaco
Un 60% ha dejado o casi de ir al cine o teatro
Un 46% ha dejado de viajar
Un 71% afirma que sale menos a bares y restaurante.
Solo un 42% piensa que pertenecer a la UE es bueno para España
Un 49% quieren menos autonomías o suprimirlas
Un 89% está insatisfecho con la economía española
Un 71% está insatisfecho con el estado de bienestar actual
Un 89% está insatisfecho con el funcionamiento de la democracia
Un 82% no confía en el Gobierno de España
Un 72% no confía en las instituciones de Europa
Un 74% no confía en el Gobierno de su Comunidad Autónoma
Un 10% dan entre un notable y sobresaliente a Rajoy. Cifra que se queda en un 4,5% en el caso de Rubalcaba, en un 6% en el de Cayo Lara y en un 8% en el de Rosa Díez.
Un 4% afirma considerarse de extrema derecha o cercano. Y un 13% de extrema izquierda o cercano.





Qué son las redes empresariales y cómo se forman

Cuando hablamos de empresas debemos tener siempre en mente la plabra "competencia" como inseparable a su sentido.

Las empresas compiten con sus afines por los clientes, las ventas, a veces brutalmente; pero también colaboran entre ellas, formando redes empresariales de todo ámbito, en casi cualquier tipo de sector y de muy diferentes formas. Es importante entender cómo se forman y porqué, tanto desde un sentido dinámico (evolución), estático (comportamiento estratégico) y geográfico (su relación con clusters y especialización espacial).

 

¿Qué es una red empresarial?

 

Una red empresarial (interfirm network), se define por una serie de actores económicos (empresas), que actúan como nodos, y una serie de relaciones (de colaboración) entre las mismas. Podemos imaginar la gran casuística de redes que pueden surgir, tanto por la composición de las empresas (homogéneas o heterogéneas), la cantidad y forma de las relaciones (publicitadas o secretas), la distancia geográfica (o en un sentido más amplio, institucional), la distribución de poder entre las empresas (con una líder, o con gran similitud entre ellas)…

El secretario de Estado de Economía dice que la vivienda ya ha tocado suelo. Ja, ja, ja

En España, el secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Fernando Jiménez Latorre, ya cree que el precio de la vivienda podría haber tocado suelo tras el verano de 2012. Jodo con el número dos de economía, qué maneras de manipular el mercado ¿no?
Miré, señor Fernando ¿o le llamo señor Jiménez?, la vivienda en España sigue muy cara y lo sabe usted muy bien, aunque ahora le toque montar el “banco malo”. Para que el precio de la vivienda se estabilice simplemente lo que hay que hacer es lograr que se vendan viviendas, que los españoles logren poder comprar viviendas, que el suelo vuelva a poderse vender (y si tiene dudas, pregunte a los Ayuntamientos), que los bancos den créditos.
Nada de esto se da hoy, pero en cambio usted dice que el precio de la vivienda ya ha tocado suelo. Y lo dice en medio económicos serios, e decir, en medio que leen personas que ya saben lo que leen.
Pero mire, le voy a dar la razón. Es muy posible que ya haya tocado suelo. Pero se olvida recordarnos que el suelo tiende a moverse y a cambiar de posición según le venga en gana a los mercados. Y le entiendo también, pues sus palabras logran engañar a los que vender, nunca a los que compran pues como no pueden pagar no pueden elegir, y así intentamos entre todos que empresas “bobas” entren en el “banco malo” si lo que se le vende a este nuevo invento es muy caro y solo dará pérdidas. Todo con salvar de esas inevitables pérdidas gordas a los bancos peores, es decir, a los que no supieron medir su exposición inmobiliaria y se dedicaron a jugar con nuestros ahorros.

Mariano Rajoy perdió un buen momento de explicar. Todos perdimos más futuro

Ayer vieron (vimos) a Mariano Rajoy más de tres millones de personas, en una entrevista muy floja. Prescindible. Vacía de contenido final. Muchas personas viéndote para salir mal parado o para lograr que te entiendan y te aprecien. Depende del uso que cada uno sepa hacer de la televisión y de sus intervenciones.
Un gran mitin electoral del PP o del PSOE puede reunir entre 5.000 y 10.000 personas, pero todas vienen convencidas de casa. Era como hacer entre 350 y 700 mítines en una hora de intervención. Si se acierta, fabuloso; si se falla, jope.
La primera pregunta, complicadísima de responder al parecer, supuso el detalle claro de lo que es Rajoy para España y Europa. Su divagación, sus dudas, sus primeros segundos perdidos son de premio. Los veremos repetidos en cortes de todo tipo. Jope otra vez.
Ha sido portada titular en ABC y La Razón, pero NO lo ha sido en El País, en El Mundo, en la Vanguardia o en El Periódico, etc. Mal empezamos para ser la primera entrevista tras entrar al gobierno hace nueve meses. Los comentarios pequeños en los medios extranjeros no son positivos. Es lógico pues no dijo nada nuevo, nada que se pudiera presentar como titular.
Juega con Europa al ajedrez, pero juega enseñando sus movimientos. Y curiosamente esconde sus movimientos al grueso de la sociedad española que no entiende de política de nivel, pues no es su obligación entender de juegos profesionales.
Pero si mal es lo que dijo; si peor es lo que no quiso decir antes las blandas preguntas; lo triste es lo que no se intuye, que puede tener escondido en el bolsillo por si algo sale peor, ese famoso Plan B que todos tenemos que tener SIEMPRE preparado por si es necesario dar un zapatazo.
De libro es para Rajoy repetir como un mantra que no se puede gastar más de lo que se ingresa. De cortos de vista es insistir en que lo mejor (y casi único) es gastar menos. La fórmula lógica es gastar lo mínimo (pero nunca menos de lo mínimo necesario) e ingresar lo máximo posible. Y esto se consigue a costa de lograr que los ciudadanos trabajen. Se habló muy poco de crear nuevo empleo, no surgió ni una sola idea, un simple apunte, de por donde podremos crear empleo. Mientras sigamos destruyendo empleos privados y públicos, mientras estemos congelados y sin expectativas, la depresión irá en aumento, con un Presidente que ya viene deprimido de casa.
Lo malo de una entrevista fallida es que quedan muchos meses hasta la próxima, es decir si nos equivocamos, tardaremos en volver para rectificar. Y lo malo no es que te estén viendo los vecinos de tu barrio, los ciudadanos de tu país. Lo malo (lo peor) es que te están viendo los banqueros a los que les tienes que pedir ayuda, dineros, soluciones. Lo peor es que hoy sobre las mesas de los dirigentes europeos habrá un documento con resúmenes de lo acontecido y las opiniones de los medios. Y se lo piensan leer.

François Hollande les habla a todos los franceses

Ayer François Hollande en horario dominical de máxima audiencia, se dirigió a los franceses por televisión para explicarles qué deben hacer todos para intentar que la crisis no les golpee muy fuerte. Nada que ver el sistema empleado en Francia con el que acostumbran a realizar los presidentes españoles ante casos parecidos.

François Hollande puso en el telediario, por delante de todos, su iniciativa política no muy novedosa y les presentó a los franceses un ajuste a dos años, “una agenda para recuperar el país, el empleo, la competitividad y construir una sociedad más humana y solidaria”.

Recorta 33.000 millones para el año 2013, que se repartirán entre tres partes iguales: 

1/ Familias más ricas de Francia. 

2/ Empresas grandes que no reinviertan sus beneficios. 

3/ Recortes de gasto en todos sus ministerios excepto Educación, Justicia y Seguridad.

Las familias que ganen menos de 26.420 euros no tendrán subida de impuestos. Quien gane más de un millón de euros pagará un 75% de impuestos durante los próximos dos años (solo 3.000 personas). Y quien no quiera ser francés, que se dé de baja. Explico un aumento de la tasa de sociedades de las empresas según tamaño, recuperación de los impuestos sobre el patrimonio y sobre sucesiones, y la creación de dos nuevos tramos de IRPF de 45% y 75% para ingresos anuales superiores a 150.000 euros y un millón respectivamente.

No hay expectativas de demanda a medio plazo y eso es muy grave

Paseaba por el centro de mi ciudad cuando un cuarentón con barba de dos días y pantalones cortos hablaba por teléfono en un tono excesivo para la calle con poca gente. Alguien parecía haberle pedido consejo sobre la posibilidad de contratar o no contratar a un número indeterminado de personas para su empresa.
El orondo hombre del pantalón escaso le respondía contundentemente.
—Mira, por mucho trabajo que tengas hoy, si no tienes EXPECTATIVAS  de demanda en el medio plazo, NO contrates a nadie. Y hoy no hay expectativas de nada.
Lentifiqué el paso, pero la contundencia en sus palabras iban por el mismo camino de “la expectativa” simple y clara. En media docena de palabras había dado una lección de economía que los ministros no saben entregarnos ni aplicarse.
En estos momentos la sociedad tiene miedo, complejo o banal, cierto o inventado, pro miedo al futuro. El miedo no siempre produce temor enfermizo, pero casi siempre produce paralización.
Los ciudadanos tienen más dinero del que parece, pero no consumimos por varios factores, siendo el principal el temor a lo que nadie sabemos si vendrá o no vendrá y en qué consistirá. Los políticos deben sobre todo trasmitir seriedad, tranquilidad, serenidad en sus decisiones, lógica social para que no se rompa la baraja y soluciones que funcionen. Y hoy esto no se está haciendo.

Por qué en España trabajamos muchas horas y producimos poco

Aprovechando este hermoso gráfico que nos ha dejado Escolar.net en su blog, voy a añadir algunos datos más.
Efectivamente es un estudio de la media de horas que trabajan los europeos en sus respectivos países. Separados en dos bloques. El de la izquierda es del tercer trimestre de 2010 y el de la derecha (verde) el tercer trimestre del año 2009. En gris he resaltado un poco los datos de España. Los datos son la media de horas semanales trabajadas en cada país y separados por sexos. Y las fuentes aparecen abajo.
La media de España es de 38,7 horas semanales en 2010, casi una hora superior a la media de la EU27, más de una hora de media que la EA16. Trabajamos una hora más que Bélgica o Finlandia, dos y media más que Dinamarca o Alemania, casi tres más que Irlanda o Gran Bretaña, más de una hora superior a los franceses y seis horas más a la semana que los holandeses.

Por qué crecen unos países y otros no? Por las instituciones

El crecimiento económico, como tal, es una de las ramas de la economía que intenta explicar a qué se debe que unos países (o incluso regiones) crezcan más que otras, fijándose siempre en el largo plazo (o en el muy largo plazo, incluyendo siglos de desarrollo e historia).

 Desde luego, los economistas tampoco somos inmunes a la eterna pregunta (¿Por qué?) y, llevadas siempre un paso más allá (cosa casi siempre posible), las teorías se vuelven cada vez más difíciles de corroborar, pero más interesantes de analizar.

Solow comenzó explicando como el aumento del capital per cápita llevaba al crecimiento económico, y si bien diferentes y más modernas teorías (próximas al crecimiento económico moderno, con un peso importante en el capital humano y la innovación) hacen gala de seguir explicando y desentrañando todos los mecanismos y factores que amplían, profundizan o expanden el crecimiento económico,  uno siempre puede preguntar, ¿y por qué?

Ya no nos preguntamos solo porqué una región pueda crecer más, cuya respuesta simplificada recaería en el potencial inversor y en los aumentos continuos de productividad que permiten expandir nuestra capacidad productiva en nuevos sectores o bienes. La pregunta ahora es: ¿Por qué unos países invierten más que otros?

Acemoglu es uno de los más reconocidos autores en destacar a las instituciones como base y motor del crecimiento económico, al dotar de un marco estable e incentivador social de las inversiones y del crecimiento económico. No está solo, aunque también hay posturas contrarias. Recuerden que todo afecta pero que, en la búsqueda del santo grial del crecimiento, buscamos aquellos factores que “más” afecten.

Un paper de 2002, Reversal of Fortune, nos descubre a grandes rasgos su principal tesis.

En el siglo XIX se produjo uno de esos interesantes cambios en la estructura económica del mundo. Los países que tenían las mayores tasas de urbanización (y, por ende, el mayor grado de desarrollo económico) se estancaron, mientras que los países menos avanzados les superaron a mediados de siglo y empezaron a crecer a ritmos muy superiores. Probablemente la respuesta que indique cual fue el motor de ese crecimiento esté dada, pero, ¿por qué justamente esos países y no otros? ¿Por qué lo más urbanizados se quedaron atrás?

 
La respuesta, según Acemoglu, está en las instituciones. Mientras unos países impusieron unas instituciones que defendían los derechos de libertad a la vez que democratizaban la política y alejaban el poder de unas pocas manos, otros (los que se estancaron) hicieron justo lo contrario. Lo más curioso de todo es que las diferentes instituciones no fueron impuestas de manera aleatoria entre países. Fueron, como vemos en el gráfico, las regiones menos desarrolladas las que mejores instituciones, más libres y democráticas, instauraron. De nuevo: ¿Por qué?

La respuesta entra dentro de la lógica de los que iniciaron el proceso colonial. Pongamos dos casos extremos. Tienes un asentamiento muy poblado (urbanizado), derivado de los recursos que allí se encuentran (la geografía, en los primeros procesos del crecimiento económico importa bastante), con una masa poblacional más rica que la media del entorno. ¿Qué haces? Entras intentando dominar el cotarro y apoderarte del monopolio de la extracción de minerales para enviarlos de vuelta, por ejemplo, a España.

Por otro lado, tienes un gran espacio de tierra, con poco desarrollo (aunque existente), poca urbanización, aparentemente poco potencial extractivo o de imposición. ¿Qué haces? Es un buen lugar donde poder hacer tus propios asentamientos. La proporción de europeos es, por tanto, mayor, y su demanda por un trato igual hace necesario una mayor democratización, así como la creación de unas instituciones que favorezcan y protejan el trabajo y la inversión.

Así, las regiones más desarrolladas fueron las que más atrajeron a los colonizadores que, en un simple afán extractivo, succionaron todo su potencial, estancándolas. Las regiones menos desarrolladas, en cambio, pudieron generar las instituciones necesarias que actuarían como caldo de cultivo para que, una vez empezada la industrialización, donde las instituciones y la motivación por el desarrollo productivo tuvieran un mayor impacto en el propio crecimiento económico, despegaran.

Estoy seguro de que el nuevo libro de Acemoglu, Robinson y García Madera“Por qué fracasan los países: Los orígenes del poder, la prosperidad y la pobreza”, ahondará en el mismo tema: Como las correctas instituciones son la base de un crecimiento estable, moderno y próspero. Si les interesa el tema, el día 11 lo ponen a la venta. Miguel Puente Ajovin Caótica Economía

Qué es y para qué sirve un “Banco malo”?

 Acaba el Gobierno de crear las bases para lo que hemos empezado todos a denominar “Baco malo, un invento que intentará clarificar la situación de la banca española a costa de ayudarles en su contabilidad con dinero público, es decir de todos.
Empecemos por llamar “Bancos enfermos” a los bancos y cajas de ahorros actuales, con serios problemas en sus contabilidades reales. El “Banco malo” es una empresa nueva (dicen que mitad pública, mitad privada, pero será falso) que ahora veremos para qué se crea. Es copia de un sistema que lleva años empleándose para secciones insolventes o con problemas dentro de empresas grandes y para bancos con problemas en Europa. Y llamamos “Bancos cabreados” a los bancos europeos y americanos a los que los bancos españoles les deben dinero pero que se empiezan a mosquear por no estar seguros de que podrán cobrar.
Un “Banco malo” lo que hace es separar las manzanas podridas del total del cesto, venderlas a quien las quiera comprar y evitar que el contagio vaya a mas. Es lógico, pero saldrá cara si no se hace bien.