Feliz Año Nuevo a los que quieren llenar 2013 de sus trabajos

No hay que estar preocupados (más), estamos a punto de cerrar el año 2012 y no ha venido el Fin del Mundo de los Mayas. En realidad este 2012 no ha sido tan malo como decían, seguimos respirando, obsevando las puestas de sol, escuchando a los pájaros cantar, tomando vino aunque sea a granel. 

Eso si, en España hemos estado rodeados de incapaces, de políticos flojos, de engañabobos, de silenciosos traidores a sus programas, de anti éroes.

Pero eso no es nada con lo que nos puede suceder en este 2013, ya sin el peligro de los Mayas encima de la cabeza. Algunos han aprendido a jodernos sonriendo y otros están desaparecidos y llenos de tiritas. Son los políticos elegidos por nosotros, que no se nos olvide.
Eso si, este 2013 es NUESTRO Año Nuevo, será lo que cada uno de nosotros quiera que sea, lo que entre todos logremos que sea. Nace vacío, limpio, como un disco duro sin nada dentro. En un año miraremos con qué lo hemos ido rellenando y haremos cuentas.

Si salimos perdiendo otra vez, será nuestra responsabilidad, no habremos sido capaces de hacerlo mejor. Pero es nuestro Año Vacío y debemos pensar un momento si tenemos fuerzas en intentarlo al menos.
Feliz Año Nuevo a tod@s los que en algún momento me habéis leído, un abrazo a los que me habéis enviado comentarios en algún momento. Seguiremos estando para insistir.

Hay que atreverse a pensar. Aunque no esté de moda

Recuerdo cuando el año 2012 se confeccionaba como un año de esperanza. Nos habían dicho que empezaríamos a crecer económicamente y como sociedad (tal y como ahora nos dicen que lo haremos en 2014), el cambio político liderado por Mariano Rajoy parecía que nos enviaría un aire de ilusión y renovación política que acabaría con los males de un pasado que no habíamos entendido del todo.
Y sin embargo, nada positivo se ha movido y los miedos y temores han aumentado.

Las decisiones de política económica, que ya han dejado de ser una decisión nacional (perdiendo así el control de nuestra política monetaria, fiscal e incluso estructural), seguían la estela de unas directrices que siguen resultando contraproducentes. Lo único que cambia es que cada vez está todo más claro, tristemente más claro.

Nuestras vidas están encadenadas al registro y evolución de cifras como el PIB, el déficit público y la inflación. Los desahucios, la pobreza, el desempleo y la emigración (que no volverá) son daños colaterales, efectos dolorosos de un país que está descolocado, fuera de ese punto de equilibrio macroeconómico que, esperamos, algún día volverá.

Aumenta el número demandas por despido en este año 2012

Nos habían dicho que la reforma laboral serviría para crear empleo, pero sobre todo para que no hubiera más despidos pues los empresarios tendrían un colchón más legal para poder despedir cuando realmente lo necesitaran. Sabíamos que era una mentira más pero tuvimos que tragar. Ahora los datos de los 10 primeros meses con la Reforma Laboral funcionando nos dan la razón. Ya es tarde.

Las demandas por despido presentadas en los Juzgados de lo Social entre enero y septiembre de 2012 llegaron a 2.361 en Aragón, el 30,73% más respecto al mismo periodo del año 2011 sin la reforma laboral actual y con un crecimiento por encima de la media nacional.

En el total de España las demandas fueron 109.278, un 24,6% más que el año 2011, con lo que ya suman dos años consecutivos al alza.

De acuerdo con la estadística que elabora el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para tener una medida del efecto de la crisis sobre los órganos judiciales, las reclamaciones por despido se han duplicado con respecto a las que se producían antes de la crisis, ya que entre enero y septiembre de 2007 se habían registrado 49.145 demandas en toda España.

A la vista de la cifra alcanzada en septiembre, la estadística apunta a que en 2012 se alcanzará un nuevo récord que superará al registrado en 2009, que hasta ahora había sido el año de la crisis con mayor destrucción de empleo.

De momento, en los tres primeros trimestres de 2012 ya se han sobrepasado en un 3,4% las demandas registradas en el mismo periodo de 2009, en el que hubo 105.701, mientras que en el conjunto de 2009 llegaron a 135.379 demandas por despido. La cifra de demandas por despido registradas en el tercer trimestre (38.384) es la segunda más alta de la serie, por detrás de la del primer trimestre de 2009 (38.510).

Cataluña, Andalucía, Madrid y la Comunidad Valenciana aglutinan el 61,7% de las demandas presentadas en lo que va de año, aunque en todas ellas el aumento de las reclamaciones está en línea con la media nacional.

Las comunidades donde mayores incrementos se han producido son Extremadura (74,9%), Navarra (58,5%), Castilla-La Mancha (52,8%) y Cantabria (51,8%).

También por encima de la media se sitúan Aragón (30,7%), País Vasco (30,2%) y Madrid (25,7%).

Los créditos rápidos pueden ser una trampa de complicada solución

En Navidad y en los meses de verano aumentan los microcréditos en empresas de créditos rápido entre un 30% y un 40%. Son deudas contraídas para regalos, electrónica, dispendios navideños o vacaciones. Es decir, deudas perfectamente postizas que se podrían (deberían) evitar. 

Un crédito solicitado a una empresa financiera de créditos rápidos cobra unos intereses elevadísimos que ronda el 25% (un banco ronda su interés entre el 8% y el 10%) y lo que se solicita son cantidades pequeñas que dejan cuotas de amortización pequeñas y en principio asumibles pero que a veces se complican y se convierten en auténticas argollas que ahogan.
Si pedimos 600 euros para gastos navideños habremos devuelto a los 12 meses 708 euros. ¿Es lógico?

Aumentan los gastos de mantenimiento de las cuentas bancarias


Mientras Caixa ha subido hasta 27 euros al año la cuotas de mantenimiento, Ibercaja quieren cobrar 1,88 euros por cada transferencia interna entre agencias de la misma Ibercaja, que aumentan hasta los casi 3 euros si es entre distintas entidades. Como mínimo tener una cuenta en un banco nos cuesta 18 euros al año, que se pueden disimular algo si te pones pesado.
Sí, ahora por tener una mierda de ahorros en el banco hay que pagar. Pero en cambio como Estado nos da vergüenza cobrar impuestos y nos hemos creído que son negativos. No estamos entendiendo nada, nos vamos volviendo antisociales, creyendo que esto no es cierto, sin darnos cuenta que la sociedad es mucho más que ser simpático con los necesitados y poner buena cara cuando subes al ascensor.
Los bancos nos dominan por todos los lados, saben sacar beneficios de las piedras, ponen cara de agradables cuando vas a quejarte (algo que recomiendo a todos los que están sufriendo el aumento de cuotas por el morro), pero saben que su crisis se arregla con más ingresos y menos gastos. El gobierno es más cortico y se cree que todo se arregla solo con menos gastos.
Los bancos reciben ayudas, no pagan intereses de esas ayudas, se les premia con perdones, no terminan en los juzgados, despiden s costa del Estado, siguen poniendo cara de simpáticos y además insisten en regalar sartenes. ¿efectivamente, somos imbéciles.

Datos del informe Intermón Oxfam “Crisis, desigualdad y pobreza”

El informe publicado por Intermón Oxfam “Crisis, desigualdad y pobreza” es clarificador, sin aportar nada que no supiéramos antes, pero remarcando otra vez más las enormes barbaridades que estamos haciendo en España y en el mundo, ante la crisis que ya es social.

Dos ejemplos de la enorme desigualdad fiscal de España, entre personas trabajadoras y empresas con asesores:

 En España un trabajador soltero y sin hijos con 41.000 euros brutos de sueldo al año (unos 2.500 euros al mes netos) paga un IRPF del 28%, más que ninguna empresa por sus beneficios, con independencia de su tamaño que paga como mucho un 25,2%

 Una persona con dos hijos y unos sueldos brutos de 16.500 euros (unos 1.000 euros netos al mes) para un 15,6% de IRPF, igual a la media de multinacionales que facturan más de 1.000 millones al año.

Las SICAV tributan al 1% pero en España hay 3.369 SICAV que gestionan 27.000 millones. Se dice que en España hay una evasión fiscal, que no siempre es fraudulenta pero si jeta, de unos 88.000 millones. El 85% de las empresas del IBEX tienen presencia en paraísos fiscales para poder operar. Las grandes empresas deben pagar un 30% sobre sus beneficios pero en cambio y gracias a sus asesores fiscales pagaron una media del 9% e el año 2011. Se calcula que el fraude fiscal de las grandes fortunas y empresa en España es de unos 44.000 millones cada año. Unas 3.000 fortunas de españoles están en el banco británico HSBC pero en su sucursal de Suiza. Solo el 9% de las pérdidas de los bancos en España corresponde a hipotecas mal concedidas. 

En el año 2008 quien más cobraba de media tenía un sueldo de unas 5,5 veces sobre el que menos cobraba. En el año 2012 esta diferencia es de unas 8 veces. Si no se hace nada e el año 2022 será de unas 16 veces. En cuatro años (entre 2008 y 2012) hemos aumentado en España en más de dos millones de pobres. Si en el año 2008 había un 23% de pobres técnicos en España hoy hay un 27% y para el año 2022 un 38%. En 4 años se ha pasado de las 370.000 personas atendidas por Cáritas a las 1.015.000 personas. El 33% de los parados ya NO cobra prestación. Unas 526 familias pierden su vivienda cada día en España. En el primer trimestre de 2012 se desahuciaron judicialmente 47.943 viviendas. Unas 16.000 cada mes.

Cuanto y en qué nos gastamos en Navidad lo que no debemos

Han publicado datos que hay que coger con puntillas, pero que nos pueden servir para comentarlos, pues estudiosos hay sobre estos asuntos. En Navidad, cada español de media, nos vamos a gastar 514 euros de más, es decir, fuera de los gastos habituales de unas semanas normales.

Mucha cantidad me parece, pero será verdad, teniendo en cuenta que hablamos de medias y de personas. Algunos no gastaremos tanto, otros muchos no podrán gastar casi nada más de lo habitual que ya es poco y eso nos lleva a que unos cuentos gastarán enormes barbaridades en Navidades, para envolverlas en consumismo y trampas.
Al menos se nos avisa que nos gastaremos un 8% menos que el año pasado, lo que todavía me parece una barbaridad, pero bueno, al menos vamos por el buen camino.
De esos 514 euros por persona, unos 190 euros irán hacia una alimentación de vicio, unos 165 euros a regalos y juguetes, más de 80 euros a loterías y otros 80 euros a ocio diverso, restaurantes, bares y similares. Desde el inicio de la crisis, los españoles estamos gastando de medio un 50% menos de lo que antes dedicábamos a sufrir las navidades.
¿Para qué tanto gasto en el impuesto de las Loterías? ¿y en juguetes que a las pocas semanas ya nadie utiliza? Hay que comer mejor, sin duda, pero la imaginación también debe funcionar y no es necesario gastar mucho más para crear platos diferentes y que sorprendan a nuestros comensales. Menos cava caro o champán francés y más vino de la tierra cercana, menús temáticos, platos antiguos, sabores olvidados, tapas de las que hemos comido en este verano, recetas de verduras o pescados en vez de mariscos del Vietnam, Mozambique o Cuba.

Filosofía económica. La base del pensamiento económico

Hace un tiempo intentaba dar unos pequeños apuntes que diferenciaba las ramas que habían ido surgiendo del pensamiento (comúnmente denominado) keynesiano.
Hoy quiero ir un poco más allá y centrarme en los diferentes enfoques que sirven de base para el desarrollo del pensamiento económico, tanto el que discurre por la corriente principal como los enfoques heterodoxos.

En vez de clasificar todas las escuelas económicas (lo cual suele dar problemas) y definir las bases de las mismas, voy a partir directamente de los fundamentos de la filosofía económica.

Si bien no es una tarea fácil definir qué es aquello que conforma los principios filosóficos no solo en un nivel interpretativo de la realidad (¿qué es lo que vemos?) sino también la forma en la que observamos esta realidad (¿Cómo lo vemos?) y el uso que le damos a esta información, me iré guiando por las aproximaciones que más o menos pueblan el debate a partir de la exposición que realiza Lavoie: La epistemología, el individuo frente a la sociedad, el concepto del homo economicus, y la definición de la economía como ciencia.

     

Realismo frente a instrumentalismo

Una de las primeras contiendas se realiza en el plano del propio conocimiento.  
¿Para qué debe servir? ¿Es el conocimiento un fin en si mismo?
El enfoque científico se separa en dos vías claramente diferenciadas:
  • El enfoque realista, que ve en la ciencia la forma en que el ser humano puede acercarse a la realidad, conocerla y entenderla. Una realidad que es ajena al que observa y que existe por si misma. El objetivo del científico “realista” es alcanzar la verdad de esta realidad.
  • El enfoque instrumentalista, que ve en la ciencia el instrumento para analizar y predecir los fenómenos que suceden en la realidad, independientemente del proceso por el qué estos fenómenos ocurran. Lo importante bajo este marco no es entender lo que subyace (lo que no se ve, lo que no nos afecta), sino solo lo que se ve.
Así, la visión del instrumentalista (según Osiander) hace que las hipótesis que sustenten una teoría (y por tanto, una predicción o el propio conocimiento), no necesiten ser ciertas, pues es suficiente con que estas proporcionen unas conclusiones que sean consistentes con la realidad observada.

En el plano de las teorías (en nuestro caso económicas), lo que hace que una teoría sea científicamente “cierta” (o, categóricamente “mejor”) es, desde el punto de vista realista, que la teoría se sustente bajo la verdad de todos los elementos que la componen (hipótesis y conclusiones), mientras que desde el punto de vista instrumentalista, solo las conclusiones (por ser lo que directamente necesitamos y queremos contrastar) necesitan acercarse a la verdad.

La visión instrumentalista es mucho más práctica (de hecho es puramente pragmática), en tanto en cuanto no dudará en imponer una restricción, un axioma o una hipótesis que sea poco realista si con ello consigue un mayor poder explicativo.

El economista Schumpeter, descrito en Shionoya (1990) como un instrumentalista, escribía:
“The absolute truth of our hypotheses does not matter…The role of hypotheses is merely formal; even if it were proved that they are themselves true, nothing would be gained from it for our laws.”

Análisis de los muy malos datos de empleo noviembre 2012

Publicados los datos de afiliaciones a la Seguridad Social y paro registrado a fecha de noviembre 2012, observamos que los datos distan mucho de reflejar los brotes verdes queel Gobierno del PP  ha estado intentando vendernos durante las ultimas semanas (por suerte ya han reculado, y ya abogan por prometer crecimiento sólo a partir de 2014)

En noviembre de 2012, el desempleo aumenta en 74.296 personas, lo cual representa un incremento del 1,53% intermensual y un incremento del 11% en términos interanuales, mostrando un aumento sobre la tasa del mes pasado, que quedó en el 10,8%.

La nota de este mes delegaba parte de este mal dato a la variación en la consideración de los cuidadores de la ley de dependencia que ascienden a un total de 37.983 personas.  Si bien esto explica lo abultada de la cifra, no la exculpa.

En términos desestacionalizados, el paro aumenta en 49.300 personas, más del doble que el mes pasado. En el gráfico podéis ver la evolución de paro (registrado y desestacionalizado, que elimina el ciclo) en el eje de la izquierda, y las tasas en el eje de la derecha.
Pero como ya sabéis, abogo por un análisis más centrado en el empleo. Conforme aumenta el paro, cada incremento se hace relativamente más pequeño con respecto al stock de parados acumulados. Para ver el “ritmo de destrucción” de empleo, hay que observar los datos de empleo.

En estos términos, la afiliación cae en 205.678 personas, lo cual representa una caída del 1,23% en términos intermensuales (el doble que el mes de noviembre que el año pasado), y una caída del 4,16% en términos interanuales (6 décimas más que el mes pasado, que cayó en un 3,6%).

Pero si nos fijamos en los datos desestacionalizados, nos encontramos con una perla bastante desalentadora. La ciada en términos intermensuales (que ya es un dato que se puede analizar ya que a la serie le hemos quitado el ciclo) es del 0,86%. Lo sorpréndete de esta caída es que ha batido el record desde que se registran estos datos (afiliaciones medias). Superior incluso a la caída registrada en diciembre de 2008 (que fue el fondo de la primera recesión), que fue del -0,79%.

Está claro que este mes ha sido un mes especial, y no deberíamos sacar conclusiones rápidas (el ritmo real aun sigue siendo inferior, solo que la caída directa de una gran parte de ocupados en servicios por la dependencia se ha dejado notar), pero esto denota que los datos de empleo, lejos de mejorar, siguen empeorando.
Si vemos la evolución por sectores (aquí vemos la variación promedio de los últimos 12 meses), comprobamos que el sector servicios ya es el sector que más empeora, y el sector de la construcción el único que repunta (aunque todos siguen disminuyendo el número de empleados mes a mes).


En definitiva, es bastante probable que acabemos el año por debajo de los 5 millones de parados, pero en enero repuntaremos y a lo largo de 2013 rebasaremos, sobradamente, dicha cifra. Huelga decir que los datos de Eurostat, y probablemente la EPA del próximo trimestre, ya reflejen una cifra de 6 millones. Y suma y sigue. - Miguel Puente Ajovín - Caótica Economía

Devaluación encubierta de la moneda en España

Estamos (en España) dentro de un periodo provocado de (casi un intento de) deflación, en un proceso de devaluación de la moneda sin poderlo hacer directamente al pertenecer al euro. El intento del Gobierno para poder mejorar la economía es conseguir que se devalúe el valor de esta, sin poder devaluar la moneda nacional, pues no es posible hacerlo solo para España.

El mecanismo parece sencillo pero a su vez es muy complejo y lento. Por una parte se rebajan los salarios a través de medidas directas e indirectas como pérdida de la paga de Navidad, no tener en cuenta el IPC para las pensiones, impedir que funcionen los convenios colectivos con revalorizaciones automáticas, bajada real de sueldo de funcionarios, etc. y por otra parte se confía en los mercados, para que al bajar el consumo por haber menos dinero en circulación se tengan que bajar los precios tanto de los productores primero como de los comerciantes después.
La deflación pura es complicada de aceptar, es negativa y por eso se juega con las economías públicas para evitarla. El sistema más sencillo es controlar el precio de los carburantes, aunque no siempre da el resultado apetecible o incluso al depender de tensiones externas no se puede controlar o manipular, lo que apetezca decir. La realidad es “manipular”. Se juega pues con bajada de precios interiores, pero no llegar a la deflación real.
Por otra parte, lo que observamos es que el IPC sigue subiendo, lo que es cierto y falso. Todo a la vez.
Si pudiéramos realizar una devaluación de la moneda, asistiríamos a una bajada de ciertos precios, pero también al mantenimiento o incluso subida de otros productos. Los que produce España bajan con una devaluación, los que tenemos que comprar en mercados exteriores o se mantienen o incluso suben al poner los vendedores mayores controles ante un país con problemas. La suma sería un IPC con ligeras subidas pues no es fácil caer en deflación.
Con una devaluación real provocada deberíamos producir más barato y así poder vender mejor en mercados exteriores. Es decir, exportar más. Pero los mercados compradores también están en depresión y es muy complicado competir contra mercados imposibles, que venden tan barato que devaluar para competir con ellos se debería hacer hasta volúmenes imposibles de aceptar por todos nosotros.
Si analizamos el precio hora del trabajo en Marruecos, Brasil, India, Pakistán, China o Rumanía nos damos cuenta que es imposible alcanzar la competencia sin sufrir lo que no imaginamos. Nuestras medidas tienen que ir hacia otras conclusiones.
Acudir a una devaluación falsa es lento, cabrea excesivamente, no se consiguen los resultados necesarios y es peligroso pues tensa la cuerda social en exceso para resultados escasos. Pero estamos dentro de este juego económico, con la suma de tener que ayudar a los bancos para que no se nos hunda el sistema, y la otra suma de responder de nuestras abultadísimas deudas con mercados y países que solo pretenden cobrar. Mal lo tenemos. Y mientras tanto seguimos con 6 millones de desempledos.