Doce consejos para las gentes de bien en el año 2014 que puede ser Feliz

Estar más unida la sociedad de personas
Aprender y asumir que la sociedad ya no cree en los políticos del siglo XX
Admitir que hacer pedagogía no es manipular, es solo opinar y enseñar
Olvidarnos de los puestos logrados y aspirar a los nuevos puestos que vendrán
Aprender a organizarnos socialmente según lo que se necesita en este siglo nuevo que ya empieza a ser viejo
Creer más en las personas, en todas las personas, incluidas las que opinan disitno a nosotros
Ayudar a los olvidados, a los indefensos, a los que no tienen justicia, a los débiles, a los enfermos, a los niños y ancianos, a los pobres, a los desespoerados, a los desempleados
Creer más en las individualidades, en los equipos, en las sociedades. Todos aportan
Aprender a hablar de otra forma y con más capacidad, escuchando y apuntando
Asumir que el enemigo no es el capitalismo, sino las personas que lo manejan para su provecho
Admitir que la culpa no es de los malos, sino de los buenos ineficaces e inactivos, de los que esconden la cabeza
Saber que nuestra obligación es ganar el futuro sin engañar, pero ganar para cambiar lo que produce dolor

Dile al hambre que se meta con alguien de su tamaño, con los culpables

Hay que decirle al hambre que se meta con alguien de su tamaño. Hay que decirle a los que provocan el hambre que no es una casualidad sino una causalidad provocada por personas. Hay que decirles a los que provocan el hambre que no irán a su cielo, que alguien les está apuntando en una libreta sus actos y que la vida cambia hasta hacer sufrir a los imbéciles odiosos.

Mientras tanto hay que ayudar a los que pasan hambre. Ayuda en Acción es una opción, pero hay muchas más.

Es falso que se falten 11 días al año del trabajo por ausencias justificadas o no justificadas

Fátima Bañez, Ministra de Trabajo nos dice ahora que cada trabajador falta al año una media de 11 días por ausencias justificadas o no. Una mentirosa falsedad en Aragón.

Durante décadas he estado al control de personal en disitntas empresas Nunca, digo bien, NUNCA, he tenido una media de ausencias justificadas y menos sin justificar que se acercara a las cifras que nos entrega la Ministra de Trabajo. Y que además pueden suponer en despido con arreglo a la nueva reforma laboral.

Si las ha sacado de algún pueblo, de alguna zona, de algún oficio, puesto de trabajo o de alguna empresa en concreto, lo desconozco. En Aragón NO.

Asi que si quiere darle más poder a las Mutuas lo haga, pero no nos intente engañar con los motivos. Por faltar (de media) 11 días al año al trabajo no será. Y si restamos las bajas de larga duración con motivos de sobra justificados y que no se pueden modificar aunque los lleven las Mutuas, menos todavía.

Claro que si vamos sumando moscosos, bajas de larga duración, permisos por parto, por fallecimientos o que se recogen en los convenios, cambio de horas extra realizadas por días de ausencia personal, excendencias voluntarias regladas, horas mensuales de permisos descontables y que sumadas en estadística van haciendo crecer el paquete, pues puede ser. Pero entonces que no diga que con las Mutuas se podrá bajar el 40% de esos días, pues nos vuelve a engañar al sumar churras con merinas.

Baja el desempleo pero baja más el número de cotizantes a la Seguridad Social

Los datos del empleo engañan constantemente y hay que ir con sumo cuidado levantando el vuelo de la esperanza. En noviembre de 2013 ha bajado el desempleo en 2.475 personas, un buen dato si solo tuviéramos que leer el mismo. Pero junto al mismo vemos que se han perdido 66.829 inscritos y cotizantes a la Seguridad Social. Un malísimo dato y lógico por el mes al que corresponde pero que se queda escondido con el de la bajada del desempleo aunque sea solo en poco más de dos mil personas.

¿Y como es posible que tangamos menos parados y además menos personas cotizando a la Seguridad Social?

Pues hay personas que se van de España. Trabajadores que se cansan de seguir estando apuntados en el desempleo para nada. Hay personas que desisten de seguir buscando un trabajo que no encuentran. Y trabajadores que simplemente terminan en los mercados negros.
Todos estos datos son negativos para un país y para su futuro. Seguimos afectados por un drama nacional.