Pablo Iglesias de “Podemos” encabeza la influencia europea en Twitter

-->
Nadie sabe qué influencia real tiene Twitter en unas votaciones electorales. Hablo de influencia a la hora de lograr el objetivo del voto. Pero sin duda si que la tiene a la hora de la influencia social, a costa de interactuar, de hablar y escuchar.

Como estamos en tiempos en los que todo se mide y tasa la página (
http://ep2014tweets.eu ) ha publicado la lista de los candidatos o políticos más influyentes en estas semanas de campaña electoral europea. Se mide el número de tweet, followers, conversaciones, respuestas, favoritos o retweets que han ido recibiendo o mandando. Y por día se va viendo en qué momento cada candidato por toda europa o por países está en cabeza del trabajo en Twitter.

Desde el día 19 de mayo Pablo Iglesias de “Podemos” va encabezando esta lista a nivel de toda Europa. Pero el trabajo en Twitter ha sido alto tanto desde el PSOE como del PP que han encabezado algún día de la campaña con sus candidaturas. En España SÍ nos creemos que las redes sociales pueden ayudar.

¿Qué adjetivo le ponemos al nuevo sueldo anual de Messi?

El aumento del sueldo anual de Lionel Messi parece escandaloso pero somos capaces de asumir cuantas barbaridades se nos planteen encima de nuestros cerebros. Asumimos todo. Un aumento desde 16 a 20 millones de euros de sueldo al año es una vergüenza. Literal. Que haya trabajadores de 600 euros al mes que encima le adoren, un sinsentido. Que sea una constante entre los deportistas españoles de élite una sinrazón. Ahora en Zaragoza está un equipos de médicos investigadores intentando vencer el cáncer colorrectal con la interacción de medicamentos comunes. ¿Cuanto cobran estos investigadores de la vida? No seremos una sociedad adulta mientras permitamos estos desmanes.

Unamos productividad y beneficios, y ampliemos los sueldos para motivar más

Cada vez se escuchan más declaraciones que inciden en apoyar y complementar los sueldos con criterios de productividad y eso suena bien si se hace bien y muy mal si se hace mal. Pero yo añado otro punto más al debate. Apoyemos los sueldos con criterios de beneficios empresariales antes de impuestos o a las ventas y entreguemos suficiente información a los trabajadores para que no se sientan engañados.

Hay que motivar a los trabajadores, hay que crecer en productividad, hay que volver a la situación en la que los trabajadores creían en su empresa. Hagamos pues algo atrevido y que sirva para motivar la excelencia y el trabajo o servicio bien realizado.

Parece lógico que la empresa que mejor trabaje, que más productividad tiene y más beneficios obtiene de su trabajo, sea capaz de repartir mejor estos excedentes logrados entre todas las partes de la empresa entre todos los miembros de la misma en una proporción aprobada, estudiada, consensuada.

¿Por qué no avanzamos más en las cooperativas, en las sociedades anónimas laborales, en las posibilidades de que los trabajadores de empresas en crisis se hagan cargo de las mismas antes de que se liquiden y se cierren?

¿Si existe el INEM por qué Opel España recurre a las ETT para contratar?

¿Alguien me puede explicar por qué Opel España en Zaragoza tiene que recurrir a ETT para contratar a personas para su empresa? Me refiero a que si existe alguna persona sensata con ganas de convencerme de que una empresa del tamaño de Opel España y con las actuales leyes laborales, encuentra más beneficioso contratar a través de una ETT que directamente.

Me da igual si es para un puesto de director General o para limpiar los wáteres. Una empresa como Opel España tiene sus departamentos de RRHH y de selección de personas, sus asesores laborales y sus leyes para contratar sin tener que recurrir a intermediarios que se quedan una parte de lo que entre empresa y trabajador se paga por su labor.

Si mañana me nombraran ministro de trabajo, a la media hora ya habría suprimido las ETT de la legislación laboral española. ¿Sabemos que existe el INEM?

¿Estamos asistiendo a un cambio de paradigma económico?

Nuestro compañero de Caótica Economía nos deja la recopilación de artículos sobre economía de esta semana, sobre un tema que está ganando interés (aunque es algo bastante cíclico en los últimos meses), el cambio de paradigma económico, posiblemente necesario e inevitable.
Paradigm Shift

Precios comerciales como en Bolsa. Dependen del día o de la hora

Cada día hay más decisiones comerciales y económicas que se basan en las leyes de la Bolsa. Cuantos menos clientes hay, más barato es un producto y al revés. Es un sistema algo contrario al que ha sido habitual en el sistema económico de las últimas décadas.

Si un producto se vende bien, es bueno, se entiende que se puede solicitar un precio algo más alto que el de la competencia y que los clientes pagaran esa diferencia. Pero modulando ese precio según la demanda en el tiempo. Es como si se hubieran acabado las tarifas de precios publicadas y conocidas. Todo depende.

Durante años hemos entendido que el precio tenía un componente importante en el consumo pero diferente al actual. Eran precios fijos, que no variaban según los días o las horas y que eran el componente final del éxito o fracaso de un producto. Ahora vamos entendiendo que el precio es un complemento importante, pero que lo que realmente da capacidad de éxito o fracaso es el producto o servicio en sí mismo y que el precio se puede modular según el grado de consumo.

Hay ya muchos hoteles que cobran más o incluso bastante más por los días de muchos clientes y menos o incluso bastante menos para los días de la semana o del mes que entienden con poca clientela. La hace Renfe con sus billetes y lo hace Mercadona con algunos productos perecederos según la hora del día. Algunos bares ofrecen bebidas más baratas según el día de la semana que siempre coinciden con los de menos clientes.

Al final la facturación tiende a igualarse, a que no haya picos entre días, pues precisamente se convierten en días con muchos clientes los que antes eran días vacíos y lo seguirían siendo si no fuera por las ofertas.

¿Hay corrupciones con distintas varas de medir?

Desde el diario El Mundo se ha acusado a políticos de recibir regalos y estos gestores castellanos enseguida han mostrado las cajitas pequeñas de madera que recibieron, conteniendo azafrán castellano para un par de paellas. Mal vamos si seguimos callando lo magro y acusamos de oídas a todos, pues algo queda. El daño que han hecho los políticos corruptos es brutal y tardaremos décadas en restaurarnos.

Yo nunca he recibido ningún regalo desde la política, ni una invitación personal a café con leche. En alguna inauguración hemos tenido pinchos de tortilla y vinos y en otra sí que fueron servidas tapas de diseño de una escuela de hostelería. Efectivamente soy un político con muy poca suerte, pero es lo que hay. Ni un libro, que agradecería. Algunos folletos, aunque el último que me entregaron en una jornada técnica no era para quedármelo sino para ojearlo con vuelta. Joder qué tonto soy.

Pero también he sido empresario unos buenos años. Allí era normal las botellas de vino, los libros bien encuadernados, las entradas a algunos espectáculos, las cajas de navidad, juegos para los niños o incluso alguna cosita más. Me los regalaban clientes o proveedores, algunos cuadros, cajas de whisky o prebendas varias. Y lo hacían para tenerme contento. ¿Eso es corrupción? Pues es posible que si, como es seguro que es muy habitual en nuestra sociedad empresarial. Hay que cambiar muchas cosas.

Subida del IVA en Portugal del 0,25%. Sus repercusiones

En Portugal van a explorar una línea interesante de ajuste público entre la Seguridad Social y las pensiones y los impuestos. Ajustes que deberíamos analizar con calma.

Se va a subir un 0,25% el IVA (del 23% actual al 23,25%) para destinarlo a cubrir el déficit de las pensiones, entre otras medidas añadidas. Inevitablemente hay que asumir que los impuestos tendrán que soportar parte de la carga de pensiones si los ingresos de la Seguridad Social no son suficientes. ¿Pero quien pagará realmente ese 0,25% del IVA?

Cuando la subida es tan pequeña gran parte de la misma la tendrán que soportar las empresas que no podrán trasladar la subida al producto final, al consumidor. Cuando las empresas ya van mal uno sabe que cualquier ajuste en sus resultados pueden suponer la puntilla, pero también admitimos que estamos en un mercado libre donde los precios los pone la empresa en arreglo al mercado.

Un café de 1,50 euros no puede costar a partir de esta subida 1,51 euros (debería costar 1,504 euros si aplicáramos la subida del IVA). Aunque lo cierto es que por cada café que el bar venda al cliente, la empresa tendrá que pagar 0,4 céntimos más de IVA que antes. Pero los mercados saben defenderse antes estos asuntos de muchas maneras. Por ejemplo subiendo solo algunos productos y manteniendo otros. A la empresa lo único que le importa son los resultados finales y globales de todas sus ventas y no el precio de los cafés que venda. De eso saben y mucho los supermercados que a veces algunos productos los venden casi a pérdida para tener más clientes y ganar más en la totalidad de sus ventas.